martes 21 de mayo de 2024 - Edición Nº1994

Últimas noticias | 14 nov 2023

Massa: el hombre que busca ganarle a los pronósticos y la economía

Es el ministro de Economía de uno de los peores gobiernos democráticos que tuvo el país. Prometió bajar la inflación y la duplicó. El dólar logró un pico histórico durante su gestión y aun así parte como favorito en el balotaje del domingo. ¿Cuál es el secreto del hombre que tiene la obsesión presidencial?


Cuando Sergio Massa asumió el ministerio de Economía como “súper ministro” prometió dos cosas: mantener un dólar competitivo y llevar la inflación (por entonces en el orden del 6 o 7 por ciento) a la mitad. No consiguió ninguna de las dos cosas. Sin embargo y en contra de las habitualidades que vivió el país, el ministro dio vuelta una elección con una economía estallada y es el principal favorito para ganar las elecciones del próximo domingo que lo consagrarían como el nuevo presidente argentino.

Sabido es que todo lo bueno que tiene Argentina también lo tiene de malo. Y mucho más cuando hablamos de economía la gente vota por el bolsillo y el cálculo, hace algunos meses, no era tan difícil. El gobierno de Alberto murió en plena pandemia y LXC debía definir si asumía Larreta o lo hacía Bullrich, porque la elección estaba ganada.

Sin embargo, las discrepancias internas, la aparición de Milei en la escena y la irrupción de un positivista extremo – tal cual el caso de Massa- hizo que los manuales políticos estallen en mil pedazos.

En un trabajo de hormigas con poco resultado positivo, Massa desplegó todo su poderío (que tampoco es tanto) como para solventar su ambición para ser presidente. Tomó medidas económicas y electoralistas que cayeron bien en un sector de la sociedad aún con la subida inflacionaria que ello produjo.

Logró desasociar su figura del actual gobierno y tuvo vía libre por parte del kirchnerismo para hacer su propio camino. El resultado está a la vista: las encuestas lo dan ganador, por margen corto, del balotaje presidencial.

Claro que todo eso no hubiera sido posible si enfrente no se hubiese encontrado con un desequilibrado como Milei. “Votá al tipo normal#, reza uno de los spots que marcan al ministro como la única opción medianamente pensante que ofrece la elección.

El domingo Argentina deberá tomar una decisión muy compleja. De un lado estará el ministro de Economía de la inflación, la subida del dólar y el “Plan Platita”. Del otro, un outsaider que bregó por la venta de órganos, busca arancelar cuanto derecho se ha ganado y reivindica la dictadura e idolatra a Margaret Thatcher. Acaso por eso es que Massa parte como principal candidato a ocupar el Sillón de Rivadavia.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias