martes 05 de julio de 2022 - Edición Nº1308

Deportes | 15 ene 2022

¿Por qué cayó tan bajo el fútbol argentino?


Hace 8 años, el torneo de Primera División del fútbol argentino estaba conformado por 20 equipos, como la mayoría de las competencias de clubes del mundo. Se disputaban, por entonces, 2 campeonatos por año (que anteriormente se denominaban Clausura y Apertura), cuyos nombres fueron reemplazados por "Torneo Final" y "Torneo Inicial". A fines de 2014 se produjeron 10 ascensos desde la B Nacional, transformando así al torneo de primera en una competencia de 30 clubes, producto de una iniciativa de Julio Humberto Grondona, quien falleciera a mediados de 2014, pero cuyo proyecto se implementó unos meses después de su deceso.

Como de costumbre, los dirigentes argentinos se vieron ante la imperiosa necesidad de corregir sobre la marcha. El novedoso formato le restaba jerarquía y agudizaba las diferencias de nuestro fútbol con relación a las grandes ligas, donde no solo las conforman 20 clubes, sino que se llevan a cabo desde agosto hasta mayo/junio, y en las que la organización genera certidumbre en torno a fechas, sedes, horarios, etc. Lo cierto es que para retomar el formato precedente, debían ser más los descensos que los ascensos, algo que se planificó para que en nuestros días hubiera nuevamente la misma cantidad que hasta 2014.

Habituados a utilizar la pandemia como excusa, la cúpula dirigencial determinó suprimir los descensos a la Primera Nacional, pero no fue viable ni era justo impedir los ascensos a la máxima categoría. El resultado son los 28 equipos que hoy conforman el campeonato. Vale recordar que entre durante 2015 y 2016 eran 30, en 2017 28, en 2018 26 y en 2019 24. Posteriormente comenzó la pandemia y en vez de llegar a 22 (para luego regresar a los 20 habituales), la Liga Profesional (denominada así desde 2021) volvió a tener 26 equipos.

La próxima temporada tendrá 2 descensos y 2 ascensos, que se darán a fin de año, con lo cual en 2023 habrá la misma cantidad de equipos. Pero hay mucho más: en la Primera Nacional (segunda división) los participantes son 37. Una locura abismal. Otra prueba que pone en evidencia las constantes irracionalidades de una dirigencia que lejos de buscar mejorar, entorpeció el camino hacia un fútbol más organizadado, ordenado y transparente. Entretanto, estamos sumergidos en la decadencia.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias