jueves 18 de julio de 2024 - Edición Nº2052

Actualidad | 24 jun 2024

Trata de personas, ¿cuestión de mercado?

La desaparición de Loan Peña reabrió la discusión sobre la incidencia de la política en la connivencia con las bandas que se dedican a la trata de personas. ¿Puede el país combatir la trata de personas con un presidente que no tiene claro si está mal la venta de hijos?


Mientras la justicia sigue investigando la desaparición de Loan Peña, la sociedad que sigue el caso desde hace unos diez días se pregunta si es posible o no trabajar contra la trata de personas, un flagelo mundial que tiene una mayor complejidad en países como Argentina donde la situación social y la extensión de las fronteras parecen ser un coctel explosivo en semejante condición.

“Se perdió”. Esa era hasta el miércoles pasado la teoría más firme de la investigación que sustentaba la búsqueda contra reloj de más de 1000 efectivos de diferentes fuerzas de seguridad en 12 mil hectáreas que rodean la zona cero: la casa de Catalina Peña, la abuela de Loan, en el paraje Algarrobal. Según declararon los primeros tres detenidos por abandono de persona, Bernardino Benítez, Daniel “Fierrito” Ramírez y Mónica del Carmen Millepi, salieron a buscar naranjas y, en un momento, el chico desapareció, cerca de las 14.20. El relato coincidía con el que hicieron los tres menores que los habrían acompañado y, por esa razón, el fiscal Juan Carlos Castillo confió.

Esa certeza comenzó a debilitarse con el paso de las horas: un botín de fútbol, que la familia reconoció, fue el indicio más fuerte sobre los supuestos pasos de Loan sobre la vegetación del monte. También se encontraron huellas, materia fecal y rastros de vómito. Sin embargo, los canes de la PFA, que siguen rastros odoríficos, no se apartaron del perímetro de la propiedad de la anciana de 87 años, aunque el naranjo al que se habría dirigido el grupo queda a unos 600 metros.

A partir de allí el caso dio un vuelco rotuno y la política quedó en el foco de la tormenta por dos cuestiones: el hecho de que haya una funcionaria municipal involucrada y las falencias de controles que el país tiene desde hace varios años en cuestiones de control de fronteras.

Los problemas que existen desde hace un tiempo prologado no hicieron más que exponer una clase política que convive con el problema y que no sabe cómo actuar frente a esta clase de situaciones. Por lo pronto Loan sigue desaparecido  y la política cada vez más señalada.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias