viernes 19 de julio de 2024 - Edición Nº2053

Lifestyle | 23 jun 2024

Cómo ser padres felices (y no quedar en el intento)

500 hombres se sometieron a una encuesta para intentar sacar conclusiones acerca de cómo ser buenos padres y no abrumarse con una de las facetas más complejas de la vida. Los resultados fueron sorprendentes.


Ser padres en la actualidad no es nada fácil. Como lo fue antes y como lo será en el futuro. Sin embargo, cada situación vinculada con nuestros hijos nos hace recapacitar acerca de si estamos haciendo las cosas bien, si podríamos actuar de otra forma, si el mensaje que emitimos es el correcto….

Para tratar de unificar algunos criterios, cerca de 500 padres de diferentes partes del mundo, con distintas etnias, costumbres y religiones, respondieron con consejos sobre cómo superar los difíciles primeros días de la infancia, establecer vínculos con los niños a medida que crecen y protegerlos incluso mientras uno se prepara para dejarlos ir.

Encontrar el disfrute

Especialmente en los primeros meses, hay que encontrar la diversión. Los primeros meses y años son repetitivos y agotadores. Si eso es en lo que uno se concentra, no sacará el máximo provecho de ser padre.

En lugar de eso, buscá la diversión. Ejemplo: Estaba cambiando el pañal de mi hija alrededor de las seis semanas. Le levanté las piernas para limpiarla y de repente tuvo una evacuación intestinal que salió disparada hacia mí, hacia mis pantalones, la cama y la alfombra. Pensé que era gracioso. Me quedé impresionado. Era un récord mundial. Implicó mucha limpieza, pero fue un récord mundial.

Buscar ayuda

El mejor consejo que ofrezco a los nuevos padres es algo que aprendí cuando tenía un hijo que pasó las primeras cuatro semanas de vida en el hospital: solo uno de los padres puede entrar en pánico a la vez. Desde un punto de vista emocional, si ambos padres son un desastre, entonces es difícil sostenerse mutuamente. Esto no significa descartar tus sentimientos. Solo se debe recordar que a veces hay que ser el apoyo externo y que ya llegará el momento de apoyarse en otra persona.

Hacerlo a tu manera

Sugiero tomarse desde el principio el tiempo para desarrollar un estilo de crianza propio. Al principio de mi viaje como padre, me di cuenta de que había estado funcionando con el piloto automático de mis padres y repitiendo como un loro todo (lo bueno y lo malo) que mi padre solía decir y hacer cuando yo era niño.

Me di cuenta de que no existe una única forma “correcta” de ser papá porque los padres y los niños son personas con diferentes necesidades y preferencias. Empecé a hacer las cosas a mi manera, basándome en las personalidades individuales de mis hijos, y todos estamos mucho más felices por ello.

Ser realista

Soy padre de cuatro hijos. El mayor tiene 18 años y el menor 11. Fui padre y amo de casa durante poco más de 13 años. A través de todos los cambios por los que pasan los niños y los padres, descubrí que lo mejor que puedo hacer es tener expectativas realistas. Intento despertarme todos los días y preguntarme: “¿Qué es realista esperar de mí y de cada uno de mis hijos hoy?”

Ser generoso con los elogios

No hay que dejar pasar la oportunidad de decirles a los hijos que se está orgulloso de ellos. Recuerdo un momento de hace décadas en el que una figura paterna hizo todo lo posible para decírmelo, y nunca lo he olvidado.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias