jueves 08 de diciembre de 2022 - Edición Nº1464

Últimas noticias | 2 oct 2022

No importa cuántos fueron, no debió ser ninguno

El diputado Javier Milei pidió “que muestren las listas” de los 30.000 desaparecidos durante la última dictadura militar en Argentina. De esta forma recrudeció una vieja discusión que busca dar la derecha, minimizando la desaparición de personas.


El diputado Javier Milei puso en duda la cifra de personas desaparecidas durante la última dictadura militar, en un acto que compartió con el legislador provincial Ricardo Bussi, hijo del represor condenado Antonio Bussi. En medio de un acto multitudinario en el que castigó con dureza a la “casta política”

Consultado por una periodista sobre los desaparecidos, Milei sostuvo que existe "una visión tuerta de la historia" que fue impuesta por la izquierda "en la batalla cultural".

"Dame todos los nombres que llegan a 30 mil ¿Sabés cuántos tiene registrado la Secretaría de Derechos Humanos" Quiero ver si lo sabés. Yo te estoy contestando con una pregunta que demuestra que estás ofreciendo una visión tuerta de la historia", le había respondido.

No es una discusión viable

Si bien cualquier persona conocedora de la historia argentina se da cuenta que lo que hace Milei es generar una discusión para ganar votos, muchas veces se pasa una línea de la que resulta muy difícil volver. Discutir la cantidad de desaparecidos que hubo en la última dictadura es generar un dolor innecesario en las familias de las víctimas. Pero Milei no sabe de ello. No le interesa el dolor ajeno. Él parece ser sólo él y su séquito de seguidores.

Esta declaración de Milei no es nueva y se suma a dos muy rechazadas por la opinión pública. Una fue cuando dijo que “no vería mal la venta de hijos” de familias con pocos recursos y bajo la misma orientación declaró en torno a la venta de órganos.

Milei y los genocidas, cada vez más cerca

El diputado y futuro presidenciable de “Avanza Libertad” se presentó en Tucumán ante una multitud, una de las provincias más afines a la última dictadura militar, que inclusive consagró como gobernador a Antonio Bussi, uno de los genocidas de la última dictadura militar.

El acto había sido programado para el 23 de julio pero se enfrió tras polémicas declaraciones del legislador libertario sobre la venta de órganos y su fracaso en la convocatoria del acto en el club El Porvenir.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias