domingo 25 de septiembre de 2022 - Edición Nº1390

Últimas noticias | 8 sep 2022

La muerte de la Reina abre un nuevo escenario mundial

El mundo se vio conmocionado este jueves por el fallecimiento de Isabel l, la Reina de Inglaterra. Fue, hasta hoy, el reinado es el más largo de la historia con más de 70 años de duración. Su hijo, el Príncipe Carlos, ocupará su lugar.


“La Reina murió pacíficamente en Balmoral esta tarde. El rey y la reina consorte permanecerán en Balmoral esta noche y regresarán a Londres mañana”, tuiteó la cuenta oficial del Palacio de Buckingham a las 18.30 hora local para dar la noticia que los británicos jamás hubiesen querido escuchar.

El fallecimiento de la Reina de Inglaterra llegó cuando Isabel ostentaba 96 joviales años que no hacían presagiar un final tan abrupto. Durante las primeras horas de la tarde en Escocia, donde se encontraba la Reina, la noticia comenzó a tomar fuerza y fue confirmada a las 18.30 hora locas.

La cuenta oficial del reinado británico en redes sociales dio cuenta que Carlos sería mencionado como el nuevo rey de Inglaterra y a su mujer, Camilla, como la reina consorte.

Hasta el último día, Isabel II pudo enorgullecerse de haber sido uno de los raros jefes de Estado del mundo que nunca vio su enorme popularidad disminuir con el paso del tiempo, gozando del respeto casi unánime de sus súbditos. Es cierto, sus leales sujetos se convirtieron en ciudadanos, los restos del imperio británico se liberaron del yugo colonial para fundar el Commonwealth, pero la pompa real y el ceremonial monárquico siempre cohabitaron armoniosamente con una institución que supo ponerse a la moda de Internet, Facebook, Instagram y Twitter más rápido de lo que todos esperaban.

En siete décadas, la soberana se convirtió en una figura marmórea, un monumento que permitió a sus súbditos atravesar todas las crisis sin perder identidad ni coraje. Después de su llegada al trono en 1952, efectuó más de un centenar de visitas de Estado y dio varias veces la vuelta al mundo, distribuyó medio millón de recompensas, recibió más de un millón de personas en el jardín del palacio de Buckingham, confesó todos los martes a las 18 a 14 primeros ministros, de Winston Churchill a Boris Johnson. Anteayer recibió por primera vez en una audiencia Liz Truss, que se convirtió en la 15 primera ministra de su reinado. Encarnó sin desfallecer la perennidad de las instituciones.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias