domingo 25 de septiembre de 2022 - Edición Nº1390

Últimas noticias | 16 ago 2022

¿Brutalidad policial o racismo estructural?


Las fuerzas de seguridad siempre han estado en el foco de la sociedad y ya no es un debate que se da únicamente en América como lo ha sido en los últimos años. La brutalidad policial y los llamados casos de “gatillo fácil” abarcan a prácticamente todos los países del mundo. Sin embargo, uno de las naciones que más se ha caracterizado por este tipo de hechos es Estados Unidos.

El asesinato de George Floyd en el año 2020, asfixiado por un policía que lo retuvo en la calle, reavivó el lema del movimiento “Black Lives Matter”, las vidas negras importan, ya que el hecho en cuestión estuvo atravesado por dos aspectos: la violencia policial y el racismo estructural.

Durante el mes de julio pasado, ocho agentes de Ohio dispararon decenas de veces a un hombre negro desarmado, en el cuerpo de Jayland Walker se hallaron 60 heridas de bala. En abril pasado, tras una discusión por una parada de tráfico en Michigan, un policía asesinó a Patrick Lyoya, un joven negro de 26 años desarmado disparándole en la cabeza con una pistola Taser. La víctima era originaria de la República Democrática del Congo. Pero no solo en las fuerzas de seguridad está la brutalidad y el racismo sino que, aunque vengamos de años de querer erradicarlo, forma parte de la sociedad toda y lo encontramos instalado en todo el colectivo.

En noviembre de 2021, Ahmaud Arbery, un joven negro de 20 años, fue perseguido por tres civiles mientras corría por un vecindario de Georgia. Los tres hombres lo creyeron sospechoso y armados lo persiguieron en una camioneta, en su intento por arrestarlo y el joven por querer escaparse de ellos, le dispararon y murió. En febrero del corriente, un refugiado congoleño de 24 años fue asesinado a golpes en Río de Janeiro. Moise fue golpeado durante 15 minutos en una playa llena, donde las personas pasaban y nadie llamó a la policía ni trató de separarlos. En mayo de este año, un joven mató a tiros a 10 personas en un supermercado de Búfalo mientras lo transmitía en directo. De las víctimas, 8 fueron negros y 2 blancos. El tirador había subido previamente a internet un manifiesto racista en el que daba sus motivos para la matanza y se refería a la “teoría de la sustitución o gran reemplazo”.

El pasado julio de este año, un vendedor nigeriano fue asesinado a golpes en plena luz del día en el centro de la ciudad de Civitanova, en Italia. Luego de una discusión callejera con un ciudadano italiano, el vendedor ambulante fue atacado a golpes. La agonía de la víctima duró entre tres y cuatro minutos, sin que nadie hiciera nada. Ninguna de las personas que presenciaron la agresión intervino.

En cada uno de los hechos se pone de manifiesto que el racismo sigue siendo un fenómeno a combatir desde el punto de vista cultural y que la indiferencia es tan grave e injustificable como la violencia.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias