martes 09 de agosto de 2022 - Edición Nº1343

Cultura | 6 jul 2022

Intimidad, la serie que desnuda el chantaje por la filtración de imágenes sexuales

Se convirtió en uno de los éxitos de Netflix por abordar un tema cada vez más común en la sociedad en la que vivimos. La crueldad y difusión de imágenes sexuales tomadas sin el consentimiento de sus protagonistas pueden llevar a la muerte.


Una política, una obrera de una fábrica y un denominador común: la filtración de imágenes sexuales sin el consentimiento de las protagonistas. Así podría resumirse una de las series más vistas de Netflix, “Intimidad”, que aborda la problemática que viven miles de personas sin distinción de edad, sexo o religión.

Protagonizada por Itzar Ituño (“La Inspectora Murillo” de La casa de Papel) la serie muestra que tan cruel puede ser la sociedad ante la filtración de imágenes intimas y el daño que produce la viralización de dichas imágenes aún con la penalización que tiene hacerlo.

En Intimidad, la actriz pasa de ser la mujer del profesor a una candidata a la alcaldía llamada Malen. La historia encuentra a Malen en una posición difícil; tiene que lidiar con un vídeo que se ha filtrado de ella manteniendo relaciones sexuales, lo que no sólo pone en peligro a su familia sino a su carrera.

Intimidad trata de cómo las revelaciones íntimas sobre la vida de una persona pueden ser destructivas en diferentes ámbitos de la vida. La historia también presenta a Bego (interpretada por Patricia López Arnaiz), un personaje decidido que quiere entender la verdad detrás del suicidio de su hermana. Su hermana (Ane) también es víctima de un ciberdelito tras la difusión de un vídeo sexual en su lugar de trabajo.

La serie llega al corazón del asunto; por un lado, tenemos a una candidata a la alcaldía que intenta controlar la narrativa, y por otro, a una mujer corriente que se sintió avergonzada de denunciar lo que le ocurrió en el trabajo, lo que la llevó a la muerte. Ambos casos son ejemplos de la horrenda naturaleza de las redes sociales y de cómo éstas no ayudan a las mujeres a denunciar los delitos que se cometen contra ellas debido a la vergüenza y el pudor. Malen intenta sesgar ese concepto abordándolo de frente, pero hay una sensación sombría al entender que Ane no tenía voz. Los primeros diálogos son potentes por parte de Malen: ella afirma que tuvo sexo consentido en la playa, y "eso es todo". Sin embargo, las revelaciones de intimidad grabadas pueden destruir una vida.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias