martes 05 de julio de 2022 - Edición Nº1308

Cultura | 2 dic 2021

Pugliese: ¿Cómo se convirtió en un amuleto de la suerte?


La historia de Osvaldo Pugliese tiene dos aristas. Una reconocida mundialmente por su enorme capacidad artística y otra que se esconde tras bambalinas y es la de haberse transformado en un amuleto de la buena suerte y las buenas vibras para los artistas que lo invocan antes de cada actuación.

Hagamos historia. Osvaldo Pedro Pugliese nació el 2 de diciembre de 1905 en el barrio porteño de Villa Crespo, en el seno de una familia de músicos. Su padre, Adolfo Pugliese, tocaba la flauta en los conjuntos de barrio, esencialmente en cuartetos. Dos de sus hermanos mayores, Vicente Salvador y Alberto Roque, también eran músicos. Su pasión por el piano y el tango lo llevó a ser uno de los exponentes más reconocidos del género a nivel mundial.

Un sinfín de éxitos lo acompañaron en su carrera y lo depositaron en el mítico Teatro Colón de la ciudad de Buenos Aires para festejar su cumpleaños número 80. Fiel perseguidor de la justicia social, decidió impulsar en 1935. el Sindicato Argentino de Músicos del que fue el afiliado número 5. Inició, entonces, una lucha "... donde el trabajo sea una dignidad personal y no un castigo".

 En 1936 se afilió al joven Partido Comunista Argentino (108 era su número de afiliación). Esto y sus ideas provocaron que durante el gobierno de Juan Domingo Perón fuera perseguido, censurado y encarcelado -en 1948 llegó a estar seis meses en la cárcel- pero durante esas detenciones su orquesta no dejó de tocar y claveles rojos sobre su piano vacante simbolizaban su situación.

Su muerte, en julio de 1995 significó una enorme pérdida para la cultura nacional y le dio paso a la leyenda sobre su “aura angelical” y vibras de buena energía. Para algunos, la leyenda de "san Pugliese" empezó gestarse en un recital de Charly García, a comienzos de la década de 1990. El sonido no funcionaba y tardaban mucho en solucionarlo, hasta que pusieron un disco de Pugliese y el problema se arregló. De ahí creció el mito de que Pugliese trae buena suerte".

De ese momento en adelante, la figura de Pugliese se asoció con la buena suerte. Las estampitas, las remeras y sus fotos se multiplicaron por camarines de artistas de primer nivel, que parecen sentirse más protegidos con la figura de Don Osvaldo cerca de ellos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias