martes 05 de julio de 2022 - Edición Nº1308

Opinión | 4 oct 2021

Aforo desaforado: los argentinos somos autodestructivos


La vuelta del público al futbol en Argentina fue un fiel reflejo de una sociedad que parece desconocer las reglas aún con el riesgo de revitalizar una pandemia que parece estar bajo control por el avance en la vacunación que hubo en los últimos meses. Varios estadios tuvieron más público del acordado y por eso el Gobierno nacional abrió una investigación para dar con los responsables.

Algunos estadios como los de River, Vélez y Belgrano de Córdoba quedaron en evidencia por la cantidad de público que había. Algunas estimaciones extraoficiales indican que el aforo en esas tres canchas fue del 80% y hay acusaciones cruzadas entre los responsables de la seguridad y los dirigentes de los clubes.

Poca distancia y poco barbijo

Más allá de lo llamativo de la concurrencia en algunos estadios, lo curioso estuvo centrado en la falta de responsabilidad ciudadana que mostraron los hinchas. Muy pocos respetaron distancia con el de al lado y también causo enorme desazón entre las autoridades sanitarias la falta de utilización de barbijo, pese a que los espectáculos fueron al aire libre.

Varios asistentes al fútbol parecieron no comprender que la pandemia no terminó y que el regreso del público a las canchas dependerá de cómo sea la evolución de las cifras diarias de contagios.  

A juzgar por los cuidados y la falta de responsabilidad individual, la asistencia de los hinchas a los estadios parece ser más un dolor de cabeza que un regreso prolijo rumbo a la nueva normalidad.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias