Cultura

Día Nacional del Mate: la tradición que la pandemia no pudo derribar (aunque sí modificar)

Este último día del mes de noviembre se celebra el Día Nacional de Mate, la infusión rioplatense que es sinónimo de unión, amistad y diversidad. La pandemia obligó a cambiar algunas costumbres, pero su ofrenda como síntoma de amistad sigue más vigente que nunca.

Publicado

el

El mate es sinónimo de Argentina y Uruguay, aunque también de algunas regiones del sur de Brasil y Paraguay. De la confianza, la amistad y los buenos momentos. De la compañía, del gesto complaciente y de la infusión que los europeos no llegan a comprender. El mate, fiel compañero de los habitantes del cono sur del continente americano, tiene su día, como no podía ser de otra forma.

En Argentina, desde 2015, a través de la Ley 27.117/15, el 30 de noviembre de cada año se celebra el Día del Mate. La fecha elegida se debe a la conmemoración del nacimiento del comandante guaraní Andresito Guacurarí y Artigas (1778-1821), adoptado como hijo por el caudillo rioplatense José Gervasio de Artigas, quien lo autorizó a llevar su apellido. En la época de las Provincias Unidas del Río de la Plata, el comandante Andresito, como se lo conocía desde el afecto popular, fue uno de los primeros caudillos federales y gobernador entre 1815 y 1819 de la Provincia Grande de las Misiones, zona matera por excelencia.

El mate fue adoptado por los argentinos como la infusión nacional por excelencia, algo que también comparten los uruguayos. Como en Inglaterra se toma té o en USA se toma café, en Argentina se toma mate. Amargo, con el agua a unos 80 u 85 grados y ofreciéndolo como símbolo de amistad.

Aun en pandemia, cuando por cuestiones sanitarias no está permitido compartir el mate, los argentinos le buscaron la vuelta a que nunca falten rondas de mate en una juntada. Entonces, lo que era una tradición de compartir momentos y amistad, sufrió una pequeña alteración, ya que las rondas siguieron, pero cada uno con su mate, sin compartir bombilla, pero compartiendo momentos.

En el país se consumen más de 256 millones de kilos de yerba mate, lo que implica un consumo anual per cápita de unos 6,4 kilos. En litros, se toma en promedio unos cien litros de mate cada año por persona. Aún el precio de la yerba, absolutamente desorbitado (cerca de 500 pesos promedio por kilo), ni si quiera frena su consumo, porque en el país pueden faltar muchas cosas, pero nunca un buen mate….

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

Juana de Arco: por qué se la considera la primera víctima de femicidio

Sus visiones ayudaron a Francia a ganar importantes batallas en el siglo XV y era considerada una especie de heroína nacional. A los 19 años fue quemada viva en una hoguera, luego de ser detenida por un grupo de ingleses y juzgada injustamente.

Publicado

el

Juana de Arco es una de los 9 patronos secundarios de Francia. Su vida fue muy corta, pero muy intensa. Su rol en la Guerra de los Cien días fue determinante y su muerte representó una de las más conocidas vejaciones que se vivió sobre una mejore hace más de 600 años. Para la gran mayoría del pueblo francés es una heroína.

La joven en cuestión nació en 1412, en una familia acomodada que habitaba la campiña francesa.  Su infancia se desarrolló como la de cualquier niña de la época, aunque esa infancia tranquila y feliz tuvo un cambio a los 13 años.

En el verano de 1424, Juan confesó que escuchaba voces que le hablaban por las noches. Originalmente se pensó que la chica soñaba o desvariaba, aunque el tiempo la colocó en otro lugar.  La joven decía que escuchaba las voces de San Miguel, Santa Catalina y Santa Margarita y para desprestigiarla, diferentes autores han propuesto que de esquizofrenia, epilepsia o tuberculosis bovina.

La guerra que le cambió la vida

Por aquellos años, Francia e Inglaterra estaban empezando la Guerra de los Cien Años y tras la invasión del Rey Enrique V al norte del territorio francés. Alrededor de este tiempo, Juana de Arco comenzó a tener visiones místicas alentándola a llevar una vida piadosa. Con el tiempo, se hicieron más vívidas, con la presencia de San Miguel y Santa Catalina y su incidencia en la guerra y la posterior libertad francesa resultó determinante.

Juana afirmó haber tenido visiones del Arcángel Miguel, de Santa Margarita y de Catalina de Alejandría, quienes le dieron instrucciones para que ayudara a Carlos VII y liberara Francia de la dominación inglesa en el período final de la guerra

Carlos VII, que todavía no había sido coronado, envió a Juana al asedio de Orleans como integrante de un ejército de ayuda y fue allí donde se ganó una gran fama porque el asedio fue levantado solo nueve días después. Otras rápidas victorias permitieron que Carlos VII fuera coronado rey de Francia en Reims. Este evento tan esperado elevó la moral francesa y allanó el camino para su victoria final.

Captura, muerte y canonización

El 23 de mayo de 1430 fue capturada en Compiègne por la facción borgoñona, un grupo de nobles franceses aliados con los ingleses. Fue después entregada a los ingleses​ y procesada por el obispo Pierre Cauchon por varias acusaciones, entre ellas la inquisición. Declarada culpable, el duque Juan de Bedford la quemó en la hoguera en Ruan el 30 de mayo de 1431, cuando tenía alrededor de 19 años de edad.

18 Mai 1429

En 1456 un tribunal inquisitorial autorizado por el papa Calixto III examinó su juicio, anuló los cargos en su contra, la declaró inocente y la nombró mártir. ​ En el siglo XVI la convirtieron en símbolo de la Liga Católica y en 1803 fue declarada símbolo nacional de Francia por decisión de Napoleón Bonaparte. Fue beatificada en 1909 y canonizada en 1920.

A partir de allí, Juana de Arco es uno de los nueve santos patronos secundarios de Francia y ha seguido siendo una destacada figura popular y cultural desde el momento de su muerte gracias a que muchos escritores, artistas y compositores se han inspirado en ella.

Seguir leyendo

Cultura

Soda: el reencuentro del millón de personas

Hace 14 años, Soda Stéreo terminaba con una de las giras más impactantes de su historia, cuando cerraba en River “Me verás volver”, el reencuentro que marcó para siempre a uno de los grupos más exitosos del país y América Latina.

Publicado

el

14 años no parecen tantos, pero son demasiados para los fanáticos de Soda Stéreo. Sucede que un 21 de diciembre de 2007, la banda cerraba la gira “Me verás Volver”, una (sino la más) de las más importantes de toda su carrera que marcaron el final de una etapa gloriosa.

La gira incluyó 22 presentaciones por toda América. Fueron récord en Argentina por los 6 conciertos en River, pero también en Chile, donde los vieron 130 mil espectadores. Además, juntaron a 180 mil mexicanos en sus shows en el Distrito Federal, Monterrey y Guadalajara, a 95 mil peruanos, a 52 mil venezolanos…

Y como si con los seis River no fuera suficiente, en su único show en el interior de la Argentina superaron la marca de 41 mil personas que habían establecido los Redonditos de Ricota en 2001: 48 mil vieron a Soda Stereo en el Chateau Carreras de Córdoba. A esta altura, nadie puede discutir que el trío fue y es la banda más importante de la historia del rock en español.

El reencuentro entre Gustavo, Charly y Zeta fue un impacto extraordinario en aquella época. Tras años sin tocar juntos, su regreso se festejó como un título para sus fanáticos. El hecho de volver a tenerlos sobre un escenario causó una revolución, a tal punto que la por entonces presidenta Cristina Fernández los recibió para reconocer el extraordinario trabajo que hicieron en aquel momento.

El resto es historia conocida: el paso a la inmortalidad de Gustavo Ceratti fue el cierre de una era musical fuera de lo común, que tuvo repercusión hace pocos días, cuando los fanáticos pudieron volver a vibrar con una presentación en el Campo Argentino de Polo que, para no ser menos, también tuvo una enorme asistencia.

Seguir leyendo

Actualidad

Cardenal Newman, el colegio que se arrodilló ante el avance del feminismo

Por primera vez en sus más de 70 años de historia, las mujeres podrán estudiar allí a partir de 2023. Así se termina una tradición añeja en el colegio donde estudió, entre otros, el ex presidente Mauricio Macri.

Publicado

el

El avance del feminismo en la sociedad ha derribado enormes mitos que muchos pensaban que jamás caerían. Hoy, la mujer se ganó un lugar, con obligaciones y derechos que resultaron impensados años atrás. El último gran mito en caer es el Cardenal Newman, un exclusivo colegio de la zona norte del Gran Buenos Aires que por primera vez en 74 años de vida recibirá estudiantes mujeres.

A partir del comienzo del Ciclo Lectivo 2023, el colegio anunció la aceptación de mujeres de 3,4 y 5 años que podrán recibir una educación que es de las más caras de la Argentina y tiene una peculiar reputación, ya que muchas personalidades destacadas estudiaron allí.

El colegio fue fundado en 1947 y ha sido desde entonces exclusivo para varones. Pero, sumada a esta propuesta de educación inicial, se incluirá también otra para que las alumnas ingresen al nivel primario a partir de 2024. E decir que la exclusividad ya no será tal ni quedará solo en manos de ellos.

Pese al avance, el colegio aún guarda algunos pruritos. A priori la educación sería mixta solo de la boca para afuera, ya que en la práctica las mujeres ocuparían un edifico distinto y las aulas serían divididas por sexo y edad, aunque aún no existe una confirmación oficial al respecto.

Macri, el mayor exponente

El Colegio Cardenal Newman es uno de los más exclusivos de Buenos Aires. La cuota promedio oscila los 50.000 pesos y siempre tuvo una excelente reputación. Los alumnos adoptaron al rugby como una extensión y los fines de semana se reunían en el campo de deportes para continuar con las actividades juntos, al mejor estilo clan.

El colegio tomo estado público porque allí asistió Mauricio Macri y buena parte de su Gabinete que lo acompañaron durante la presidencia. Alfonso Prat Gay, ministro de Hacienda; Jorge Triaca, ministro de Trabajo; Emilio Basavilbaso, al frente de la Anses, y José Torello, jefe de Asesores del Presidente, son algunos de esos nombres.

Un poco de historia

El colegio lleva el nombre de John Henry Newman, que fue un presbítero anglicano que impulsó en su fe la adopción de elementos de la religión católica. Sin embargo, se convirtió finalmente al catolicismo en 1845. Así, el sacerdote inglés, que posteriormente fue cardenal, reflexionó y escribió sobre la filosofía universitaria y publicó el libro La idea de la universidad, en el que propone recuperar la figura del profesor como “un guía comprometido en la búsqueda de la verdad”. El Vaticano lo proclamó santo en 2019.

El colegio, ubicado en la localidad bonaerense de Boulogne, fue creado en 1947 por la congregación católica de los Christian Brothers, nacida en Waterford, Irlanda, y fundada en 1820 por Edmund Rice, para atender a chicos desprotegidos y de bajos recursos económicos. Esa agrupación religiosa se instaló en Buenos Aires, en respuesta a un llamado de la autoridad eclesiástica de la Arquidiócesis de Buenos Aires para desarrollar una institución educativa católica y bilingüe para varones. Así, nació el Newman, que se transformó en el primer establecimiento de enseñanza en América del Sur que impulsaron los Christian Brothers. En aquel momento se encontraba en la avenida Belgrano 1548, un modesto edificio en la Capital.

Seguir leyendo

Tendencia