Actualidad

Chile polarizado: extrema derecha vs izquierda radicalizada

Los resultados de la primera vuelta electoral en Chile son sorprendentes: sólo dos puntos separan a los candidatos José Antonio Kast y Gabriel Boric, de la derecha radical y de la izquierda, respectivamente. Los partidos de centro: los grandes ausentes.

Publicado

el

Bien es sabido que, desde hace varios años, las derechas se vienen imponiendo en toda Latinoamérica. Por su parte, los partidos con tendencias izquierdistas están logrando recuperarse, tras una década para el olvido.

Chile no fue la excepción de ese ciclo, pero lo que si sorprende es la magnitud de la división actual. Tras el estallido social que ocurrió a fines de 2019, durante el actual gobierno de Sebastián Piñera (de centro derecha), parecía que el país andino giraría hacia la izquierda, pero la realidad actual demuestra que los partidos más conservadores guardan un caudal de votos impresionante.

Y Kast parece ser el próximo ganador, pese a la simpatía que muestra por la dictadura de Augusto Pinochet, cuyo gobierno ha masacrado a más de 3.000 civiles. De profesión abogado, de ascendencia alemana, y ultra católico (pertenece al Movimiento Apostólico de Schoestatt), tiene 55 años y 9 hijos.

La sociedad chilena es muy católica, pues el 91,28% la profesa, y ese es una gran carta con la que juega el candidato. El lema “republicano” ha sido usado hasta el hartazgo por las ideologías neoliberales del continente. A ello Kast suma “orden, paz y libertad” lo cual lleva a pensar en que le dará aún más poder e impunidad para sus clásicos abusos a “Carabineros” cuyo slogan “orden y patria”, heredado de los militares, es muy similar a quien muy probablemente será el próximo Jefe de Estado y Gobierno.

En la vereda de enfrente, se encuentra Gabriel Boric, por el Partido Convergencia Social- Apruebo dignidad. Con apenas 35 años, de ser elegido, resultaría el presente más joven de la historia de la Nación. Pese a que lo anterior suena animador, numerosos ciudadanos podrían prejuzgar que tal juventud es sinónimo de inexperiencia e idealismo.

Boric decidió evitar responder a las chicanas de su competidor, quien lo acusa de defender “terroristas y asesinos” y de querer “cerrar el comercio, llevando a Chile a ser Cuba o Venezuela”. En lugar de ello, se centró en sus políticas que buscarían “la democracia, la inclusión, el respeto y la dignidad” con un proyecto “transformador y razonable”.

Los demás candidatos también se pronunciaron. Sebastián Sichel, el candidato de Piñera que obtuvo el 12,79% de los votos, ya anunció que apoyará a Kast, ya que no quiere que gane la “extrema izquierda”. Contrariamente, Yasna Provoste, de la centroizquierda, dijo que no quiere permitir “el avance del fascismo que representa Kast”.

Es la primera vez desde el tardío retorno a la democracia (1990) que no son los partidos políticos tradicionales quienes se hayan a la cabeza de la contienda electoral, y nuclean los votos en las ideologías de centro (centroizquierda y centroderecha).

La elección de una Convención Constituyente, para redactar una nueva Carta Magna que reemplace a la de Pinochet, ya había dado indicio de lo anterior. Aunque no era imaginable que buena parte de ese 78% de chilenos pidiendo cambios en el sistema neoliberal imperante vote a alguien como Kast.

Habrá que esperar hasta el 19 de diciembre para ver si se cumplen las predicciones. Cabe destacar que Piñera no se presentó ya que en Chile no es legal la reelección, y que llamó a ambos candidatos a “evitar la polarización y confrontación” de cara a la segunda vuelta. 

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Arrancaron mal… el primer choque entre Boric y Piñera

El presidente entrante y saliente de Chile comenzaron la transición con una discusión sobre uno de los temas más sensibles para la economía del país.

Publicado

el

A pocas semanas de la asunción de Gabriel Boric, los desacuerdos con el actual presidente Sebastián Piñera salen a la luz. El eje reside en la licitación de litio en el Desierto de Atacama, esencial para la fabricación de baterías para vehículos eléctricos.

Están en juego más de 400.000 toneladas de litio, con un plazo de siete años para el estudio y desarrollo del proyecto de explotación, y otros 20 para la explotación del metal.

El llamado a licitación comenzó en octubre de 2021, y se cerró la semana pasada, resultando victoriosas una empresa china y una chilena. Con la misma se busca cubrir la creciente demanda de litio, que aumentaría un 21% en estos años con el auge de los vehículos con propulsión eléctrica.

Piñera apunta a que Argentina y Bolivia están por superar a Chile como productores de litio, por lo que es menester que Chile lleve a cabo un plan estratégico de extracción. Según él, la participación del país andino en las exportaciones mundiales pasó del 37% al 32%, y se proyecta que para fines de la década baje hasta el 17%.

¿Qué dice Boric?

El presidente electo, quien asumirá en marzo próximo, se niega a privatizar los recursos del país, y califica a esa constante de los gobiernos chilenos como “error histórico”. Para él, claro ejemplo fue el del cobre, nacionalizado en 1971 por Salvador Allende.

Caso exitoso, ya que, actualmente, la empresa estatal Codelco (Corporación Nacional del Cobre) es la principal productora del mundo, e involucra a las corporaciones privadas más importantes. Basándose en ese modelo, Boric quiere crear una “Empresa Nacional del Litio”, que aporte valor agregado y distribuya las ganancias al pueblo chileno.

Para lograr lo anterior, el nuevo gabinete quiere detener el proceso de licitación. Si bien saben que no pueden cambiarse las bases de la misma, esperan lograr poner condiciones a los contratos.

Punto para los nacionalistas

El pasado 16 de enero, la Justicia chilena ordenó suspender la licitación, por valor de 121 millones de dólares. Fue Miguel Vargas, el gobernador de la región de Atacama quien interpuso el recurso. El argumento esgrimido por la Corte es la necesidad de un proceso que permita “la participación real de la comunidad atacameña, con miras en la protección del medioambiente (por la gran contaminación y excesivo consumo de agua), y el desarrollo turístico y económico”.

Si bien los Ministros de Piñera buscan a toda costa que el proceso continúe, un grupo de diputados de izquierda solicitaron a Contraloría (ente que vela por la transparencia de los procesos de esa índole) investigar la licitación por presuntas irregularidades. ¿Quién se saldrá con la suya?

Seguir leyendo

Actualidad

Vacuna obligatoria: Austria sienta un precedente mundial

Desde febrero, será el primer país europeo en instaurar como obligatoria la vacunación contra el Covid-19. Será para mayores de 18 años y quienes incumplan con la medida serán multados con hasta 3600 euros.

Publicado

el

En medio de la polémica por la deportación de Novak Djokovic del Australia por no estar vacunado contra el covid-19 y de estar forma quedar excluido de jugar uno de los torneos de tenis más importante del mundo, Austria se transforma en el primer país europeo en instaurar la obligatoriedad del uso de la vacuna para todos los mayores de 18 años.

El primer canciller austríaco, Karl Nehammer, anunció que la media alcanzará a más de 7,4 millones de personas y quienes no cumplan con la nueva reglamentación se expondrán a fuertes multas económicas.   

“Cada uno es responsable de sus actos y puede hacer lo que se le plazca con su cuerpo, pero nosotros somos una comunidad y debemos velar por la seguridad de todos”.

Primer canciller austríaco, Karl Nehammer

Quedarán exentos de la medida los menores de 18 años, las embarazadas y las personas con determinadas patologías que no estén en condiciones de recibir la inoculación. Quienes no cumplan con la ley se expondrán a multas que van de los 600 a los 3600, dependiendo la gravedad del caso y la medida se extiende a los extranjeros que visiten territorio austríaco, no solo a la población local.

Este sábado, unas 30.000 personas participaron de una marcha en contra de la vacunación contra el Covid-19 que tuvo su epicentro en Viena y se expandió a diferentes lugares del país. Más del 75% de los austríacos ya completó su esquema de vacunación y las autoridades consideran que los antivacunas son quienes complican la culminación de la pandemia, entonces tomaron una decisión drástica para intentar solucionar el problema de fondo.

Seguir leyendo

Actualidad

Inflación en Argentina: ¿Quién podrá controlarla?

La suba del costo de vida en Argentina parece no tener fin. En diciembre subió un 3,8% y en el año la inflación fue del 50%. Lejos de tener un pronostico alentador, los especialistas sostienen que en 2022 podría alcanzar el 60%.

Publicado

el

El problema de la inflación en Argentina no es nuevo. Hace años, en realidad décadas, que ningún gobierno ha podido solucionar uno de los grandes problemas económicos con los que convive el país.

Frases como la del ex presidente Macri, quien aseguro que “la inflación no será tema en mi gobierno”, o la falta de puntería del ministro Guzmán, que armó un presupuesto con un a inflación del 33% (con variación de + – 4 puntos) hacen pensar que la solución a los problemas inflacionarios de la Argentina es una utopía.

El aumento de precios, la presión mediática y empresarial, la falta de acuerdo con el FMI para pagar una duda impagable, la mente dolarizada de los argentinos, la poca confiabilidad en los programas económicos y un país sumergido en la pobreza son algunas de as condiciones que no permiten augurar un futuro prometedor en cuanto al costo de vida en un país cada vez más desigual.

Lejos de acomodarse tras un par de años de pandemia, y donde Argentina manifestó un crecimiento exponencial en su PBI (casi 10 puntos), los augurios sobre la inflación no son buenos en el futuro inmediato. Tras conocerse una inflación del 3,8% en diciembre y cerrar el año con el 50,9%, los especialistas prevén que el número podría llegar al 60% en 2022.

La especulación se basa en las medidas gubernamentales sobre la presión fiscal a las empresas, las limitaciones para la exportación (especialmente de carne), la falta de acuerdo con el FMI y la poca confiabilidad que despierta el Gobierno en los principales actores formadores de precios en el país.

Seguir leyendo

Tendencia