Deportes

Futsal: 5 razones que explican por qué Argentina es de las mejores selecciones

Luego de la derrota en la final del Mundial ante Portugal, repasamos algunos motivos que ponen de manifiesto el lugar que ocupa la selección en el mundo desde hace varios años.

Publicado

el

A excepción de los resultadistas extremos, podríamos aseverar que la Copa del Mundo disputada por Argentina en Lituania fue exitosa. Los dirigidos por Matías Lucuix no lograron revalidar el título obtenido 5 años atrás en Colombia, pero volvieron a evidenciar su potencial no solo en el encuentro decisivo sino durante toda la competencia, habiendo dejado afuera a Brasil en semifinales y estando a centímetros de empatar la final (el remate en el palo en la última jugada le impidió al elenco argentino ir por la gloria). A continuación repasamos 5 fundamentos que evidencian el protagonismo a nivel mundial:

  1. Es una de las 3 selecciones que jugó todas las Copas del Mundo. Las otras son Brasil y España, El mejor desempeño se dio en Colombia 2016, cuando se coronó ganándole a Rusia la final por 5 a 4. Asimismo, es una de las 4 que levantó el máximo trofeo, junto a Brasil, España y ahora Portugal.
  2. Desde el 2004 no baja del sexto lugar en mundiales. En Taiwán de aquel año ocupó la cuarta posición, en Brasil 2008 fue sexto, en Tailandia 2012 quinto, campeón en Colombia 2016 y subcampeón en Lituania 2021. En los mundiales precedentes, había sido octavo, sexto, noveno y séptimo, respectivamente.
  3. Siempre estuvo entre los primeros 4 en Copa América. Con 2 campeonatos (Paraguay 2003 y Ecuador 2015), 6 subcampeonatos (1992, 1995, 1997, 2000, 2011,y 2017), 3 tercer puesto y 1 cuarto lugar, la Argentina siempre se ubica entre los mejores de Sudamérica.
  4. Fue el único equipo que pudo cortar la hegemonía de Brasil. En 2003, tras obtener la Copa América venciendo en la final a Uruguay, cortó la racha brasilera de 7 consagraciones consecutivas a nivel continental. En tanto, le ganó al verdeamarelo la final de la Copa de las Naciones 2014, remontando un 0-2, y lo eliminó en la semifinal del último Mundial.
  5. En Eliminatorias Sudamericanas fue primero o segundo. En las 3 competencias disputadas, se proclamó campeón en Brasil 2012 y Brasil 2020, mientras que fue subcampeón en Colombia 2016.
En 2016 se obtuvo la única Copa del Mundo, convirtiéndose en la tercera selección en lograrlo.

Desde 2013, cuando asumió la dirección técnica Diego Giustozzi, la selección participó en 11 torneos, llegando a la final en todos. Los resultados se describen en los ítems anteriores, que evidencian la constancia y el protagonismo permanente de un equipo que sabe de voluntad, esfuerzo, compromiso y calidad. Porque al fin y al cabo, los resultados son obra de todas esas razones.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

¿Qué cambió la Selección Argentina?

La identificación y el sentido de pertenencia de los dirigidos por Scaloni enamoran a sus hinchas e ilusionan de cara al Mundial de Qatar 2022.

Publicado

el

Argentina no salía campeón desde 1993. La mochila era cada día más pesada. Se habían perdido 5 finales: Copa América 2004 (ante Brasil por penales, con Bielsa en el banco); Copa América 2007 (0-3 ante los brasileros, bajo la dirección técnica de Basile); Mundial 2014 (la recordada y fatídica final frente a los alemanes, de la mano de Sabella); Copa América 2015 y 2016 (ambas ante Chile desde el punto de penal, con Martino como DT). Tras las frustraciones apareció Bauza, con escaso tiempo para trabajar, y Sampaoli, quien no estuvo a la altura en el Mundial de Rusia, incluso evidenciando cierta ausencia de autoridad ante sus dirigidos.

En ese contexto asumió Lionel Scaloni, quien había sido parte del cuerpo técnico de Sampaoli, y que estaba entrenando al seleccionado Sub-20. Sería hipócrita negar que por entonces existía cierto descontento popular ante la designación de un entrenador cuya experiencia en el profesionalismo era prácticamente nula. En principio se hablaba de interinato, aunque los resultados modificaron los planes y consolidaron al cuerpo técnico en el plantel.

La renovación generacional comenzó a ponerse de manifiesto ante las ausencias de Higuaín (quien decidió retirarse de la selección), Banega, Biglia, Di María, Romero, etc. Era el momento de Paredes, De Paul, Lautaro Martínez, Lo Celso, entre otros jugadores que posteriormente se sumarían al equipo. Su primer gran desafío fue la Copa América de Brasil 2019, en la que cayó en la semifinal justamente frente a los locales, en un encuentro en el que el arbitraje, bajo el aval del VAR, perjudicó al conjunto albiceleste.

Con pandemia de por medio, la siguiente meta era la Copa América 2020, que por obvias razones se postergó 1 año, asimismo modificándose la sede (en primer término se iba a disputar en Colombia y Argentina). Tenía que ser en Brasil. Y allí aterrizaba el avión argentino, colmado de ilusión, con un plantel renovado, liderado por Messi, Otamendi, Agüero y Di María, que pudo alterar la decisión de haberlo dejado afuera en el inicio de la era Scaloni.

Cuti Romero y Dibu Martínez, defensor central y arquero con escasa popularidad, 2 futbolistas que resultaron determinantes en la obtención del título y que tuvieron su primera experiencia con la Argentina. Mérito de ellos y del cuerpo técnico. De Paul, Paredes y Lo Celso, conformando un mediocampo dinámico y con mucho juego, combinación que escaseaba en el equipo en etapas precedentes. Messi, beneficiado por el funcionamiento colectivo, plasmando su jerarquía. Lautaro Martínez, evidenciado estar a la altura de ser el 9 de la selección. Di María, poniéndole la frutilla al postre con semejante golazo en el mismísimo Maracaná, para gritar campeón luego de casi 3 décadas.

No hubo relajación. La «Scaloneta» (en la que pocos creían) marcha segunda en las Eliminatorias, sabe a lo que juega, defiende con solidez, ataca con variantes, los laterales pasan al ataque, los volantes juegan con movilidad, todos corren, todos recuperan, y dentro y fuera del campo se vislumbra una armonía llamativa. Un grupo unido, confeccionado por jugadores de categoría, guiados por un cuerpo técnico variado, con experiencia en la selección (como jugadores), y con la ilusión como estandarte de cara a la próxima cita: el Mundial de Qatar, que está a la vuelta de la esquina.

Seguir leyendo

Deportes

Fenómeno Talleres: cómo pasó del Federal A a pelear el torneo de Primera en 6 años

Los cordobeses hicieron un click en 2014, y con una nueva comisión directiva ascendieron 2 categorías para hoy pelearle mano a mano el torneo al River de Gallardo.

Publicado

el

Escasos son los ejemplos que se asemejan a los últimos años de Talleres de Córdoba, un club que 6 años atrás cumplía su sexta temporada en la tercera división del fútbol argentino, y que luego de un crecimiento progresivo, en la actualidad es escolta de River y considerado uno de los mejores equipos del país. Existen diversas razones que argumentan la inédita forma en la que han progresado. Una de ellas tiene nombre y apellido: Andrés Fassi, presidente desde 2014, quien acercó al Grupo Pachuca de México, del que era vicepresidente, a invertir en la entidad argentina.

Los cambios radicales comenzaron a fines de 2014, cuando el 78,16 % de los socios votantes eligió a Fassi como presidente, quien incentivó a los hinchas a asociarse, logrando tener 25.000 socios activos, la mayor marca en Córdoba y en toda su historia. Multiplicó, gracias al aporte del Grupo Pachuca, el ingreso de los patrocinios; invirtió en infraestructura y refuerzos; y de ese modo el equipo subió 2 categorías en 1 año y medio: a fines de 2015 ascendiendo a la B Nacional y a mediados de 2016 regresando a primera división luego de casi 12 años transitando en el ascenso. Vale la pena mencionar que en diciembre de 2004 se decretó la quiebra del club, en medio de una crisis deportiva e institucional (con más de 1 centenar de juicios en contra), y que en 2016 se dio por concluido ese proceso.

Andrés Fassi, mandamás de la T desde 2014, es el máximo responsable del presente del club.

Es indudable que el dinero ha sido determinante en la cuestión. No obstante, los entrenadores también aportaron su granito de arena, con Fran Kudelka como estandarte, que lideró al equipo que volvió a la A, junto al «cholo» Guiñazú como capitán y referente de jerarquía, y lo consolidó en la máxima categoría, logrando asimismo clasificar a copas internacionales. Su sustituto fue Juan Pablo Vojvoda (entre 2018 y 2019), quien fue reemplazado por el uruguayo Alexander Medina, actualmente en el cargo, que a pesar de algunas bajas sustanciales logró no solo mantener sino mejorar el nivel del equipo, al punto de que a falta de 10 fechas, permanece segundo a 1 unidad de River, al que enfrentará el otro fin de semana.

El agónico gol de Guiñazú con el que Talleres regresó, tras más de 1 década, a la primera división.

Fassi ya no participa de las operaciones deportivas del Pachuca, aunque sí sigue siendo parte del directorio (es uno de los 4 propietarios, otro es Carlos Slim, el vigésimo hombre más rico del planeta). En tanto, es uno de los abanderados de las sociedades anónimas en Argentina: «Hay muchos clubes endeudados y se podría hacer una Liga Profesional en serio». Debido a su postura, no tiene una buena relación con la AFA. Sin embargo, eso no le impide continuar acrecentando el patrimonio de su club, con un nuevo predio inmenso, relaciones internacionales, sueldos al día y desarrollo de diversas áreas. Los resultados se reflejan en el fútbol profesional, pero son efectos de variadas razones que datan de 2014 a esta parte.

Seguir leyendo

Deportes

¿Es Del Potro el mejor tenista argentino de todos los tiempos?

El tandilense cumple 33 años y es considerado uno de los mejores tenistas argentinos de la historia. Si bien ni se aproxima a lo que ganó Vilas, cuenta con logros que lo resaltan sobre el resto.

Publicado

el

Si nos referimos al tenis argentino durante los últimos 15 años, resulta inevitable hacer énfasis en Juan Martín Del Potro, quien mientras celebra su cumpleaños número 33, continúa recuperándose de una lesión en su rodilla derecha con motivo de regresar al circuito lo antes posible. En su vitrina ostenta un título de Grand Slam, obtenido en el US Open de 2009, y fue partícipe del trofeo de Copa Davis en 2016 ante Croacia, hazaña que lo destaca incluso por encima de sus campeonatos individuales. En tanto, consiguió una medalla de bronce y una de plata en 2 Juegos Olímpicos consecutivos (Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, respectivamente).

Si en números nos basamos, Guillermo Vilas logró 62 títulos individuales ATP, y es el argentino con más Grand Slams (4): Abierto de Australia en 2 oportunidades, 1 Roland Garrós y 1 US Open. Es el jugador argentino con mayor cantidad de victorias totales en Copa Davis para el país (57). Asimismo, lidera otras estadísticas: más triunfos en singles (45), cantidad de series disputadas (29), más cantidad de años jugados (14), mejor ranking ATP (puesto 2, aunque en 1977 se considera que debió ocupar el primer lugar). David Nalbandian, Guillermo Coria y el mismo Del Potro ocuparon la tercera posición, pero ningún argentino pudo hasta entonces alcanzar la marca de Guillermo.

Solo Del Potro y Gastón Gaudio acompañan a Willy entre los compatriotas ganadores de Grand Slam. Ambos con 1 título (Delpo en US Open y el «gato» en Roland Garrós, tras vencer en la final a Coria). José Luis Clerc, otro de los máximos exponentes de nuestro tenis, alcanzó 25 campeonatos ATP pero nunca se alzó uno de los 4 grandes. El propio «batata» disputó una final de Copa Davis junto a Vilas, cayendo antes Estados Unidos, con la particularidad de que no se dirigieron la palabra durante toda la serie debido a la pésima relación entre ambos, condicionada por los egos y demás enfrentamientos.

Es precisamente en la Copa Davis donde sobresale la figura de Juan Martín. En 2016, junto a Guido Pella, Leonardo Mayer, Renzo Olivo, Carlos Berlocq, Federico Delbonis y Juan Mónaco (con Daniel Orsanic como capitán), obtuvo la primera y única ensaladera de la vitrina nacional. Se habían perdido 3 finales (1981 vs Estados Unidos, 2006 vs Rusia y 2008 ante España). En aquellas últimas 2 ediciones el líder del equipo era Nalbandian, y también participaron José Acasuso, Juan Ignacio Chela, entre otros. En tanto, Del Potro fue parte del plantel de 2008.

Por otro lado, Gabriela Sabatini es la representante del tenis femenino, con 27 títulos de la WTA, 1 Grand Slam (US Open), y su mejor ranking fue en 1989 cuando se posicionó tercera. A su vez, llegó a la final de Wimbledon 1990, y alcanzó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988. Si bien es contrafáctico, es probable que si no se hubiera retirado tan joven hubiese ostentado más títulos.

Hoy en día, y debido a su extensa inactividad, Del Potro ocupa el puesto 748 del ranking. Su último partido oficial fue hace 27 meses, en el torneo Queen´’s de Londres. Desde entonces fue intervenido en su rodilla derecha y se ocupó de rehabilitarla con la ilusión de volver a competir en los Juegos Olímpicos de Tokio, pero 1 mes antes del comienzo anunció que no llegaría en condiciones. Su meta es reincorporarse en 2022 y para eso sigue trabajando. Entretanto, el debate sobre quién es el mejor argentino seguirá abierto.

Seguir leyendo

Tendencia