Lifestyle

Victoria’s Secret se suma al movimiento body positive y dice adiós a sus famosos ángeles

La marca busca iniciar una nueva etapa con mujeres con cuerpos reales e imperfectos y con unas brillantes trayectorias y valores que marcarán el futuro de la empresa.

Publicado

el

El último desfile de la marca Victoria’s Secret no fue lo esperado a nivel ventas y convocatoria,  su tradicional desfile anual no llegó a celebrarse en 2019, después de que sus espectadores se redujeran a un tercio en cinco años, en pleno auge del movimiento body positive, que busca visibilizar los cuerpos reales de las mujeres.

Año a año, la marca fue sumando más críticas y polémicas con respecto a la delgadez de sus modelos y lo poco inclusiva que estaba siendo. El cambio de imagen era absolutamente necesario. Tal es así que Victoria’s Secret anunciaba la semana pasada su nueva estrategia con la que puso fin a sus famosos ángeles.

Chicas altas y extremadamente delgadas.

A través de sus redes comunicaban: “Estamos orgullosos de anunciar una nueva y emocionante plataforma de asociación, #TheVSCollective, diseñada para dar forma al futuro de Victoria’s Secret. Estas socias extraordinarias, sus antecedentes, intereses y pasiones únicas colaborarán con nosotros para crear colecciones de productos revolucionarias, contenido atractivo e inspirador, nuevos programas de asociados internos y apoyo a causas vitales para las mujeres”.

No todas estas modelos son delgadas, blancas, jóvenes, mujeres cisgénero ni se han criado en el mismo estatus social. Sin embargo, todas ellas son válidas y bellas. En este sentido, el CEO de la marca estadounidense cree que sus ángeles habituales ya han cumplido su etapa, no son relevantes a nivel cultural ni representan, por tanto, las necesidades de las nuevas generaciones.

Las nuevas embajadoras son las modelos Adut Akech, Paloma Elsesser y Valentina Sampaio, la futbolista Megan Rapinoe, la actriz Priyanka Chopra, la deportista Eileen Gu y la periodista Amanda de Cadenet, con esto se busca  iniciar una nueva etapa con mujeres con cuerpos reales e imperfectos y con unas brillantes trayectorias y valores que marcarán el futuro de la empresa.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

General

Adiós pensamientos negativos: ¿se puede prevenir la depresión?

En EEUU, un grupo de científicos implantó en el cerebro de una mujer un chip para eliminar los pensamientos negativos y evitar que caiga en la depresión. Reparos de la ciencia y esperanza para quienes no pueden combatir uno de los flagelos mundiales.

Publicado

el

¿Puede un chip terminar con la depresión? La pregunta que se hace la ciencia comenzó a tener un mínimo de respuesta luego de que un grupo de científicos de la Universidad de Califronia instaló un chip para evitar los pensamientos negativos en el cerebro de una mujer con el fin de evitar la depresión.

Según especificaron en el estudio publicado recientemente en la revista científica Nature, se trata del primer caso en el mundo en demostrar que la estimulación altamente dirigida en un circuito cerebral específico que incluye patrones cerebrales depresivos podría ser una forma efectiva de tratamiento para la depresión severa, que afecta aproximadamente al 5 por ciento de los adultos en todo el mundo, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El caso Sarah

La investigación sobre cómo anular la depresión en las personas surgió hace mucho tiempo y el primer implante lo recibió Sarah, una mujer de 38 años con depresión severa que había tenido pensamientos suicidas en 2016.

La mujer probó con medicamentos, terapias tradicionales, alternativas, internaciones y hasta con procedimientos innovadores. Sin embargo, la falta de resultados en la modificación de su conducta hizo que su depresión se radicalizara un poco más con el correr de los años.

Su caso llegó a oídos de los investigadores, quienes le implantaron en el cerebro un dispositivo que funciona con baterías del tamaño de una caja de fósforos, una especie de “marcapasos para el cerebro” calibrado para detectar el patrón de actividad neuronal que ocurre cuando se presentan los síntomas de la depresión. Allí, descarga pulsaciones de estimulación eléctrica para evitarla.

Según el artículo publicado en Nature, 12 días después de implantar el dispositivo, el puntaje de Sarah en la escala estándar de depresión bajó de 33 a 14. Varios meses después cayó por debajo de 10, lo que significó un estado de remisión, informaron los autores del paper científico.

Las críticas se multiplicaron

Luego de que el progreso de Sarah se hiciera público, el caso comenzó a tomar cada vez notoriedad y los doctores que la trataron coincidieron en que fue un éxito rotundo la instalación del chip.

“Nuestra idea no fue que Sarah sea feliz, sino que elimine sus malos pensamientos, que fueron los que produjeron su estado de depresión profundo”, explicaron. Pese a ello, un sinfín de críticas llovieron sobre ellos.

“Una persona a la que se le haya implantado un sistema de circuito cerrado para atacar sus episodios depresivos podría verse incapaz de experimentar alguna fenomenología depresiva cuando es perfectamente normal experimentar este resultado, como en un funeral”, opinó Frederic Gilbert, filósofo experto en neuroética y profesor titular de Ética en la Universidad de Tasmania, de Australia.

Seguir leyendo

Lifestyle

Tratamientos de belleza: cuando la búsqueda de la perfección se convierte en una pesadilla

El caso de la supermodelo Linda Evangelista puso en el foco de la escena las presiones sociales que sufren millones de personas por cumplir con mandatos impuestos que resultan prácticamente inalcanzables. ¿Hasta cuándo habrá que seguir conviviendo con dichos parámetros?

Publicado

el

Linda Evangelista fue una de las modelos top de la década del 90’. Su figura, junto a la de Claudia Schiffer y Cindy Crawford, marcaban el pulso de como vestir, como peinarse y hasta que sombreros usar en el amanecer del llamado “modelaje superficial”. No había desfile de alta costuro y diseñador famoso que no pagase lo que fuera para que ellas tres vistieran sus creaciones y se presentarán ante un público que vibraba con sus presentaciones.

Sin embargo, eso cambió para Linda. Hoy, a los 56 años, vive un infierno del que le resulta muy difícil salir. Un supuesto tratamiento de belleza focalizado en la erradicación de grasa corporal no funcionó como era esperado y le produjo una hiperplasia adiposa paradójica, una complicación que, según su autopercepción, la dejó «deformada», lo que le generó un cuadro de depresión.

Linda anunció a través de un posteo en sus redes sociales cómo se siente por la complicación que tuvo su tratamiento. Afirmó que desaparecerá de la escena publica por un tiempo y que se siente muy deprimida por lo que sucedió.

 «He sido brutalmente desfigurada por el procedimiento CoolSculpting de Zeltiq, que hizo lo opuesto a lo que había prometido», relató la modelo. Este tratamiento «aumentó mis células grasas en vez de disminuirlas y me ha dejado permanentemente deformada incluso tras someterme a dos dolorosas cirugías correctoras, sin éxito. Me he quedado, como han dicho algunos medios, ‘irreconocible'», añadió.

Según explicó, luego de la intervención desarrolló hiperplasia adiposa paradójica, «un riesgo del que no se me había informado antes del procedimiento», sumó. «Estoy en un ciclo de profunda depresión, honda tristeza, y en los más bajos niveles de autodesprecio. Me he convertido en una reclusa», admitió.

La belleza estandarizada

El caso de Linda Evangelista tomó mayor repercusión debido a que la protagonista es una mujer dueña de una carrera en la que la belleza era su principal fuente de trabajo; pero el caso se replica en el mundo entero con mujeres que buscan la supuesta perfección corporal para lucir mejor y ser aceptadas en una espacie de círculo rojo social.

Ese afán por lucir perfectas ha llevado a miles de mujeres a tener complicaciones de toda índole, que incluso hasta provocaron la muerte de muchas de ellas. Las operaciones, el exceso de ejercicio, la mala nutrición y el poco descanso son el común denominador de lo que varias de ellas padecen con tal de llegar a las medidas corporales impuestas por la sociedad.

Pese a la multiplicación de casos y a los avances feministas que se encargar de derribar mitos de belleza para buscar que cada una se sienta bien con su cuerpo, el mensaje hegemónico acerca de los cuerpos perfectos sigue causando daño y nadie sabe cuándo frenará esta locura de cumplir con los mandatos sociales de mujeres estereotipadas que sufren lesiones emocionales que causan heridas muy profundas.

Seguir leyendo

Lifestyle

Fantasías sexuales: hasta dónde vuela nuestra imaginación

Las fantasías sexuales han pasado a ser objetivo de análisis de especialistas para saber hasta donde influyen en nuestra vida habitual.

Publicado

el

¿Quién no ha tenido alguna vez una fantasía sexual? ¿Quién no ha buscado alguna vez cumplirla? ¿Qué rol tienen esas fantasías en nuestro día a día y que tan importantes son en nuestra lívido? Entérate de todas las respuestas de la mano de la doctora Nicole González.

Seguir leyendo

Tendencia