Actualidad

Hambre y revancha política: la llegada de la caravana de migrantes a España

Familias enteras con un gran porcentaje de niños y adolescentes buscan llegar a España desde la ciudad marroquí de Castillejos a través de Ceuta. La migración, uno de los grandes problemas que afecta a toda Europa más allá de la pandemia.

Publicado

el

La foto de un policía rescatando a un bebé africano de morir ahogado en el mar resume otro capítulo de la crisis humanitaria que se vive en la frontera sur de la Unión Europea. La caravana de migrantes está compuesta por miles de ciudadanos marroquíes y de países árabes como Yemen.

Se acusa a las autoridades marroquíes de “falta de colaboración” para detenerla, y de haber alentado la oleada en represalia por el acogimiento de un líder separatista. Los migrantes habrían perforado la valla metálica del primer espigón que da a la costa y por allí se dirigieron a la frontera española. En ese momento comenzó la caza por parte de la Guardia Civil Española, que utilizó aerosoles contra los que buscaban atravesarla.

Según los propios migrantes que buscan trabajo y mejores condiciones de vida emigrando, son víctimas de problemas políticos entre España y Marruecos, y se les había informado que la frontera “estaría abierta”. Por su parte, los yemeníes tienen esperanza de que por proceder de un país en guerra no podrán expulsarlos.

España ya devolvió 1500 migrantes y el presidente Pedro Sánchez advirtió a su vecino país que garantizará la integridad territorial de España “con todos los medios necesarios”. En su cuenta de Twitter sentenció el 18 de mayo que viajaría ese mismo día a Ceuta y Melilla “para mostrar la determinación con la que está actuando el Gobierno de España”.

Prometió a los españoles reestablecer el orden con la “máxima celeridad” y ser firmes para garantizar la “seguridad de la ciudadanía ante cualquier desafío y bajo cualquier circunstancia”. Sumado a lo anterior reforzó el número de efectivos armados en la zona.

Apoyando a Sánchez, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se solidarizó en la misma red social, diciendo que “las fronteras de España son las fronteras de la Unión Europea” y que “la cooperación, los acuerdos y compromisos compartidos deben ser los principios de una relación sólida entre la Unión Europea y Marruecos”.

La gota que rebalsó el vaso en las desavenencias entre España y Marruecos fue el hecho de que Madrid alojó al líder del Frente Polisario de Sahara Occidental, Brahim Ghali, en un hospital local. El movimiento que Ghali encabeza busca la liberación nacional del Sahara Occidental, acabando con la ocupación por parte de Marruecos, que se la anexó unilateralmente, para conseguir la autodeterminación del pueblo sarahui.

En abril, los servicios de inteligencia marroquíes descubrieron que el general Ghali, había sido ingresado bajo una identidad falsa de Logroño a causa de Coronavirus, lo cual Rabat consideró ofensivo. Y es que, el territorio sarahuita hasta el momento de la ocupación en la década del 70’ estaba administrado por España. Así acusan al gobierno español de acoger a quien ha realizado numerosos atentados contra el pueblo marroquí, mientras que el sanchismo invocó “razones humanitarias” ya que se trata de un paciente de 73 años con cáncer.

Como si Sánchez tuviera pocos problemas, la derecha, y en especial los partidos Popular y Vox, aprovechan para criticar la “flexibilidad” del oficalismo en temas migratorios. Los problemas para el presidente español no tienen fin…

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Qué es “Our World in Data”, el almacenamiento de datos sobre la pandemia más grande del mundo

El sitio gratuito Our World in Data, desarrollado por la Universidad de Oxford, permite tener todas las cifras sobre Covid-19 en el mundo al instante mediante mapas y gráficos interactivos

Publicado

el

Durante las pandemias anteriores, tener información al instante parecía una utopía. La misma no solamente era sumamente difícil de rastrear, sino que debía agruparse para apenas hacer inferencias, que podían tardar meses.

Gracias al avance de la tecnología cualquier persona con acceso a internet puede ver, cuando quiera, las cifras de muertos, infectados y vacunados de cada país, tanto en cantidad como en porcentaje aforado a la cantidad de habitantes totales. 

Los gráficos son de fácil lectura, y permiten ver variaciones dentro del mismo Estado desde el inicio de la pandemia. Además, posibilitan comparaciones rápidas, ya que con sólo un click puede cambiarse el país.

Además de permitir a millones de internautas realizar análisis y extraer sus propias conclusiones, este tipo de páginas actúan como mecanismo de presión para los gobiernos, al permitir el control ciudadano.

El tema de las vacunas es un claro ejemplo de ello. El sitio muestra día a día, cuántos vacunados tiene cada país, el total de habitantes, y qué cantidad de primeras y segunda dosis fueron aplicadas hasta ese momento. Asimismo, los gráficos indican si el ritmo de inmunización aumentó, bajó o se mantuvo estable.

En notas anteriores, desde Beo, mostrábamos como, por ejemplo, Paraguay había quedado expuesto en ese sentido con un 4% de sus ciudadanos cubiertos, comparado con sus vecinos Brasil y Argentina que pronto llegarán a cubrir al 30% de la población, en tanto Uruguay ya supera el 60%.

Estos tipos de bienes públicos tienen un valor inestimable. Se sustentan, al igual que la célebre Wikipedia, a través de las donaciones de sus usuarios, y sus datos pueden ser descargados.

¿Qué esperás para hacer uso de esta herramienta?

Seguir leyendo

Actualidad

Paraguay: de cómo manejar la pandemia al desastre sanitario

El gobierno paraguayo fue ejemplo en Sudamérica por sus buenas decisiones en el inicio de la ola de Covid-19 que acecha al mundo. Un año después del reconocimiento, se convirtió en el país con mayor cantidad de muertos por habitantes en el mundo.

Publicado

el

Cifras tristes. Con 756 plazas de cuidados intensivos ocupadas –lo cual equivale al 100%-, y una lista de espera de 200 pacientes de suma gravedad que esperan en una sala común que se libere una cama, Paraguay sufre 17,9 muertes diarias causadas por Covid-19 por cada millón de habitantes.

El 61% de los infectados actuales es menor de 60 años, y la tasa de mortalidad es de 188,9% por cada 100 mil habitantes, en tanto la tasa de letalidad es del 2,48%.

El vecino del norte ya cuenta con alrededor de 10.700 decesos y más de 389.000 casos desde el inicio de la pandemia. Los departamentos más afectados son Asunción y Central, al suroeste del país, y entre las localidades críticas se hallan Luque, San Lorenzo, Capiatá, Fernando de la Mora y Lambaré.

La precariedad sanitaria obligó al país a solicitar a Brasil el envío de oxígeno. Sumado a ello Paraguay no logra un plan de vacunación eficiente, ya que solo el 4,5% de la población tiene al menos una dosis, porcentaje muy inferior al de los países que lo rodean.

Además de vacunas, escasean medicamentos e insumos sanitarios básicos, lo cual hace que los afectados se vean “abandonados” por lo público y deban responder con sus propios bienes a su tratamiento. Mientras tanto, el gobierno intenta acelerar el plan de vacunación para mayores de 55 años, y aplicar segundas dosis.

Dos puntos positivos son el hecho de que al ser pocos habitantes no debería ser dificultosa lograr acelerar la inmunización, al tiempo que los paraguayos demuestran su entusiasmo en aplicarse las dosis, ya que en general confían en dichos fármacos (uno de los más aplicados es AstraZeneca).

Cabe destacar que Paraguay había comenzado a vacunar en febrero del corriente año al personal sanitario y a adultos mayores. Al día de hoy sus vecinos cuentan con cifras más alentadoras: Argentina tiene al 29% de la población con al menos una dosis, Uruguay al 60,5% y Brasil al 26,2%, mientras que Paraguay, como ya se mencionó, sólo al 4,5%.

Seguir leyendo

Actualidad

Fujimori en Perú: 30 años, el mismo apellido y una contienda voto a voto

A 3 décadas de la histórica elección entre Alberto Fujimori y Mario Vargas Llosa, uno de los apellidos más polémicos de la historia de Perú vuelve a estar en el eje central de las discusiones. Su hija, Keiko, sueña con llegar a la presidencia y pelea voto a voto contra la Izquierda.

Publicado

el

La historia reserva capítulos para personas, apellidos y descendencias que parecen estar tocados para escribir miles de páginas en el destino de diferentes países. Ese parece ser el caso del apellido Fujimori en Perú, ya que con 30 años de diferencia la dinastía vuelve a estar en boca de todos en la carrera por la presidencia del país.

Contextualicemos. Hace 31 años, Alberto Fujimori le ganaba una elección histórica al escritor Mario Vargas Llosa y comenzaba a desandar un sinuoso camino que despertó amores y odios en el corazón del pueblo peruano. El “autogolpe” de Estado, su “Incapacidad moral” para estar en el cargo y hasta su lucha frente a la guerrilla de Sendero Luminoso fueron hechos que marcaron su presidencia.

Hoy la historia tiene una cita con su hija Keiko, que hace 30 años lo acompañó en aquella durísima elección frente a Vargas Llosa y le valió el ingreso al parlamento. Sucede que, tras semanas agitadas, Perú eligió su nuevo presidente. Como era de preverse y emulando aquella situación, las elecciones tampoco fueron tranquilas. De hecho, tras varios días, aún no hay resultados oficiales, aunque Pedro Castillo se haya declarado ganador.

El líder de izquierda anunció que se quedó con el balotaje presidencial que se llevó a cabo el pasado domingo 6 de junio. La contienda final fue sumamente reñida, pues en las últimas semanas, Keiko Fujimori (hija del dictador peruano), se fue acercando a Castillo, quien lideraba las encuestas.

Según Castillo, él habría obtenido el 50,2% de los votos, contra el 49,7% de Fujimori. Fue en la sede de su partido “Perú Libre”, en el centro de la capital, donde realizó los anuncios. Afirmó que sus observadores dan por contada la victoria presidencial en segunda vuelta e instó a sus seguidores en “no caer en provocaciones” de los fujimoristas.

Aprovechó la ocasión para agradecer los saludos de otros referentes, embajadas y gobiernos latinoamericanos y de otros países, y para llevar tranquilidad al pueblo, comprometiéndose a formar “un gobierno respetuoso de la democracia y de la Constitución vigente”. Respondiendo a quienes lo acusan diciendo que por ser de izquierda generará un descalabro macroeconómico, el candidato afirmó que su gobierno velará por la “estabilidad financiera y económica”.

Pese a que Castillo efectivamente tendría 72 mil votos sobre Fujimori, la elección no estaría aún cerrada y podría haber sorpresas, como las hubo en el vecino Ecuador. El conteo oficial estaría aguardando los votos de zonas rurales y selváticas, y del exterior, donde aparentemente Castillo habría vencido con un 66,48%.

Indignada, Keiko Fujimori, quien el domingo al cierre de los comicios lideraba los conteos hasta que Castillo la superó, denunció “indicios de fraude”. Ahora busca achicar diferencias con los votos y actas impugnados, lo cual puede demorar casi dos semanas más. Su vicepresidente, Luis Galarreta, fue más allá y acusó a los castillistas de “fraude en masa”.

Estas últimas inculpaciones fueron desmentidas por la Oficina Nacional de Procesos Electorales y por la Misión de Observación Electoral de la OEA que calificaron al proceso de “normal y transparente”.

¿Cuándo volverá la paz a Perú? Nadie lo sabe. Lo único certero es que 30 años después la historia tenía reservado un capítulo más para el apellido Fujimori, tan encarnado en la política como la falta de conducción que vivió el país en los últimos años.

Seguir leyendo

Tendencia