Deportes

Mateo Klimowicz, la joya que Alemania le sopló a Argentina

El cordobés, hijo del exdelantero Diego Klimowicz, debutó en la selección Sub 21 de Alemania. Su caso se emparenta a la historia de variados futbolistas argentinos que se nacionalizaron para jugar en otros seleccionados.

Publicado

el

No es la primera ni la última vez que un futbolista argentino compite con la casaca de otra selección. Es más, la lista podría ser aún más extensa. Y Mateo Klimowicz, desde el 24 de marzo, la integra. Aquella jornada, el volante ofensivo del Stuttgart debutó en el seleccionado Sub 21 alemán, en la fase de grupos del Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA 2021, aunque el hecho no le impide, por el momento, vestir los colores de Argentina, tanto a nivel juvenil como en mayores.

Mateo nació en Córdoba y es hijo del exdelantero Diego «el granadero» Klimowicz, quien jugó en el fútbol argentino pero realizó buena parte de su carrera en el país germano (entre 2002 y 2010), época en la que su hijo fue criado en esas tierras donde aprendió, entre otras cosas, el idioma, herramienta que hoy le resulta crucial a la hora de la adaptación en su club y en la selección. En tanto, su etapa en Europa le permitió gestionar el pasaporte alemán.

Su debut fue en Instituto de Córdoba (al igual que el de su padre) en 2017, siendo vendido por 1 millón y medio de euros al VfB Stuttgart alemán en 2019. Si bien ya había participado de selecciones juveniles argentinas, su estadía en Alemania provocó que los germanos posaran sus ojos en busca de convocarlo a sus seleccionados, algo que ocurre habitualmente con futbolistas juveniles.

Es más, los españoles procuraron tentar a Messi, aunque desde Argentina se avivaron y aseguraron el debut de quien por entonces era una de las máximas promesas del fútbol mundial. En tanto, Gonzalo Higuaín pudo haber optado por Francia, país donde nació ya que por entonces su padre jugaba en el Stade Brest.

Un caso particular es el de Daniel Bilos, excampeón con Boca Juniors, quien rechazó la posibilidad de jugar un Mundial con Croacia debido a su ilusión de hacerlo con la Argentina. Había sido convocado con el fin de evitar que los croatas se lo llevaran a sus filas, aunque finalmente no lo llevaron a la Copa del Mundo.

Al respecto, el exvolante sostiene: «Opté por la posibilidad remota y me quedé sin ir al Mundial. Uno toma las decisiones con el diario del día y a veces las consecuencias son buenas y otras no tan buenas, pero la vida es una constante toma de decisiones».

Asimismo, ocurrieron hechos a la inversa. Mauro Camoranesi y David Trezeguet podrían haber jugado para el seleccionado nacional. Ambos fueron campeones del mundo defendiendo las camisetas de Italia y Francia respectivamente, pero Mauro nació en Tandil y David es de ascendencia argentina, ya que nació en tierras europeas mientras su padre finalizaba su carrera futbolística en el FC Rouen, pero emprendieron regreso cuando «el Rey David» apenas tenía 3 años.

Argentina se perdió de ostentar futbolistas de gran calidad. No obstante, otras naciones se quedaron con las ganas de disfrutar otros tantos cracks nacidos en nuestro país. Algunos lo consideran traición, pero lo cierto es que se trata de la oportunidad de representar a una selección (independientemente de cual sea) en competencias que todo futbolista anhela llegar. El caso de Mateo Klimowickz es el fiel reflejo de la puja entre elegir por sentido de pertenencia o por razones económicas, deportivas, etc.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

Nadia Podoroska es cosa seria

La tenista rosarina continúa haciendo historia. Tras la victoria ante Serena Williams, su escalada en el ranking mundial es cada vez más notoria.

Publicado

el

Nadia Podoroska volvió a escribir una de sus páginas más memorables. El triunfo por 7/6 y 7/5 ante la legendaria estadounidense Serena Williams, por la ronda de 32 del Masters 1000 de Roma, generó una amplia repercusión en propios y extraños, ya que superó a una de las mejores tenistas de todos los tiempos, quien hoy se ubica en el puesto 8 del ranking WTA. La victoria es comparada con su histórica clasificación a las semifinales del Roland Garrós 2020, su mejor Grand Slam.

El crecimiento de Nadia ha sido asomobroso y progresivo en los últimos meses. Durante el 2020 escaló 200 puestos en el ranking mundial y puso en evidencia sus condiciones tenísticas, físicas y mentales. Pasó del puesto 255 al 47 de la WTA (Women’s Tennis Association), y en la actualidad se ubica en el 44 y virtualmente en el 41, su mejor posición desde que es profesional. En tanto, le amargó el partido número 1000 a Williams, quien en su haber ostenta nada menos que 23 Grand Slam.

Aquella épica actuación en el Abierto de Francia significó cortar una racha de 16 años sin que una argentina clasificara a esa instancia en un Grand Slam. La última había sido Paola Suárez en Wimbledon 2004, lo que pone de manifiesto la trascendencia de la rosarina de 24 años, cuyos rendimientos y logros la posicionan como la mejor sudamericana del momento.

La «peque» es la tercera argentina más joven en ingresar al ranking nacional (a los 14 años y 9 meses), solo superada por la mítica Gabriela Sabatini (14 años y 5 meses) y por Gisela Dulko (14 años y 7 meses). La propia Sabatini, quien fuera campeona en 4 ocasiones en Roma, se refirió a la oriunda de Rosario meses atrás: «Me encanta su forma de ser. Es muy respetuosa y humilde, siempre para adelante».

Lo cierto es que lo que resta del 2021 ocasiona muchísimas expectativas en su entorno. A sus 24 años, ha perfeccionado su juego y logró posicionarse a la altura de las tenistas de mayor jerarquía, aunque aún falte coronar su momento con un título de Grand Slam u otro de envergadura. Dirá presente en los Juegos Olímpicos de Tokio y será, indudablemente, una de las figuras más reconocidas del deporte argentino en la cita olímpica. Una joven que hace 1 año no figuraba entre las mejores 200 del circuito, y que hoy está en boca del mundo del tenis.

Seguir leyendo

Deportes

Manchester City: de vivir a la sombra del United a la final de la Champions

El equipo inglés continúa escribiendo su más gloriosa historia al disputar por primera vez la final de la Champions. En los últimos 10 años obtuvo más títulos que a lo largo de su historia.

Publicado

el

La clasificación del Manchester City a la final de la UEFA Champions League volvió a poner de manifiesto el histórico momento que atraviesa el equipo que conduce Pep Guardiola. Durante la reciente década, los «ciudadanos» se adjudicaron 15 campeonatos locales (ligas y copas), pero no alcanzaron trasladar el éxito al ámbito internacional. No obstante, y tras variados intentos fallidos, jugarán por primera ocasión el encuentro más decisivo del continente europeo. Un club que en 1998 descendía a la tercera división, y que resurgió de un modo extraordinario.

Las razones que argumentan el resurgir de la institución radican en lo económico. El 1 de septiembre de 2008, el jeque árabe Mansour bin Zayed (miembro de la familia real de Abu Dhabi), junto a su Abu Dhabi United Group, compraron el club al tailandés Thaksin Shinawatra por 210 millones de libras (262 millones de dólares). Por entonces el primer equipo cargaba una mochila de 40 años sin obtener la Premier League. En tanto, se acostumbraba a los puestos de mitad de tabla, había jugado en la tercera división 10 años atrás y acumulaba 9 descensos a la segunda división en toda su historia.

El porvenir del City, desde 2008, sería absolutamente divergente. Comenzaron a invertir en futbolistas y en infraestructura, al punto que desembolsaron 200 millones de euros para la construcción de un centro de entrenamiento, inaugurado en diciembre de 2014, que alberga a más de 200 empleados del club, cuenta con 16 vesturarios, un auditorio de conferencias de prensa para 120 personas y otras instalaciones de lujo, en las que entrenan jugadores juveniles y el equipo femenino.

En 2013 se produjo uno de los movimientos económicos más relevantes en la historia del fútbol. Por entonces se conformó el City Football Group (CFG), cuyo sistema consiste en la compra de juveniles talentosos que luego son vendidos o cedidos a otras entidades. El grupo se expande por la Premier League, Francia, Estados Unidos, Australia, Japón, Uruguay, India, China y Bélgica, entre los que se destaca el New York City FC, fundado precisamente en 2013 por el Manchester City en conjunto con los New York Yankees.

Durante la reciente década, el City adquirió futbolistas del calibre de Sergio Agüero (máximo goleador de la historia del club con 258 goles), Yaya Touré, David Silva, Robinho, Vincent Kompany, Kevin De Bruyne, Joe Hart, Gabriel Jesús, Fernandinho, Ilkay Gundogan, Carlos Tévez, Leroy Sané y Riyad Mahrez, entre otras grandes figuras que costaron un dineral. En 2016 asumió como DT Pep Guardiola, con el evidente anhelo de trasladar los útlimos éxitos nacionales al plano continental. La impronta de Pep es notoria y su equipo es considerado por muchos como el mejor del planeta.

Lo cierto es que entre 2011 y 2021, el City obtuvo 15 títulos (entre Premier League, FA Cup, Copa de la Liga y Community Shield). Uno de los más resonantes fue la liga de la temporada 2011/2021, cuyo logro cortó con una sequía de 44 años sin levantar la Premier League, con un gol del Kun sobre la hora, dejando al Manchester United, su clásico rival, en el segundo puesto. Aquella épica jornada sería el inicio de la idolatría del argentino, que luego de la final próxima se íra del club, y que en 2014 sostuvo: «No me voy a ir del City hasta que no ganemos una Champions«.

Se estima que Mansour, cuya fortuna es de 20 mil millones de dólares, gastó 1.700 millones de dólares desde que compró el club en 2008, en pos de conseguir principalmente la Champions League, torneo que se le viene escapando en las últimas temporadas. La final será ante el Chelsea, que la ganó en 2012, y cuyo propietario es Roman Abramovic, un magnate empresario petrolero y metalúrgico. Evidentemente en el fútbol, en términos generales y a la larga, terminan ganando los poderosos.

Seguir leyendo

Deportes

La fusión entre 2 gigantes: Flamengo y Mercado Libre

La empresa de comercio electrónico se convirtió en el nuevo sponsor del club más popular de Brasil por una cifra descomunal.

Publicado

el

Si de inmensidades se trata, Flamengo y Mercado Libre encajan a la perfección. El club con más hinchas en Brasil, y penúltimo campeón de la Copa Libertadores, acordó un sponsor de lujo. Mercado Livre, como se denomina en tierras brasileras, ya figura en la casaca del «Fla», bajo un contrato que rige hasta 2022 y por una suma que alcanza los 5 millones y medio de dólares, una cifra abismal incluso en el mundo del fútbol. Una conjugación entre 2 colosos del fútbol y del comercio electrónico.

Flamengo percibirá, por mes, 275.000 dólares. El acuerdo implica que el nombre de la empresa figure en las camisetas de fútbol profesional, en las redes sociales y en la comisión técnica del Departamento de Fútbol Profesional Masculino. Vale aclarar que nos referimos al equipo más popular en el país vecino, que previamente tenía la opción de ser sponsoreado por Amazon Prime, aunque terminó perdiendo la pulseada con la compañía fundada en Argentina.

Mercado Libre se fundó en 1999 y funciona, en la actualidad, en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. Es la compañía de comercio electrónico más importante de América Latina, y se fue expandiendo desde Argentina hasta una veintena de países del continente, logrando un impacto positivo en Brasil y México, entre otros.

Se la considera una de las plataformas tecnológicas más calificadas del mundo, y es la empresa de mayor valor de mercado en Argentina, de acuerdo al precio de sus acciones en Wall Street: USD 60.000 millones. Esto argumenta su millonaria inversión en la institución brasilera, que ya exhibió el logo de su camiseta a través de su goleador y figura Gabriel Barbosa (Gabigol).

La virtualidad se convirtió, en las últimas décadas, en una opción más práctica a la hora de hacer alguna compra. La pandemia resaltó aún más esa alternativa. En la actualidad, son 76 millones los usuarios activos de Mercado Libre en América, y se estima que Brasil continuará siendo uno de los principales baluartes a la hora de expandir su comercio. Flamengo, que cuenta con más de 32 millones de hinchas y 145.000 socios activos, puede ser determinante para lograrlo.

Seguir leyendo

Tendencia