Cultura

La Torre Eiffel: el monumento que enamora en el corazón de París

Se cumplen 132 años de la inauguración de la Torre Eiffel, uno de los monumentos arquitectónicos más importantes del mundo. Sinónimo de perfección, embelesamiento y atracción, engalana un poco más a una de las ciudades más lindas del mundo.

Publicado

el

Ver la Torre Eiffel en películas, fotos o diapositivas es impactante. Su perfección, la magnitud de su creación, su imponente figura iluminada en la noche parisina… Todo hace que la creación del ingeniero francés Alexandre Eiffel sea grandilocuente. El impacto es aún mayor al verla en vivo y en directo.

Cientos de metros por sobre el nivel del piso hacen que resulte casi imposible observarla en toda su dimensión desde su base. Hay que dirigirse a la orilla del río Senna para apreciarla en toda su magnitud. Caminar por los jardines que la rodean permiten maravillarse de cómo una obra semejante pueda haber sido concebida hace ya 132 años.

La Torre Eiffel fue creada con motivo de la Exposición Mundial que se desarrolló en 1989 en París. Los gobernantes de turno querían recibir un beneplácito mundial y por eso buscaron una estructura grandilocuente que se destaque del resto de las obras en exposición.

Originalmente, la Torre sería solo edificada para la convención, aunque al ver el impacto que causó a nivel mundial, se le agregaron más estructuras y se tomó la determinación de dejarla permanente.  Claro que el trabajo no fue sencillo y se precisó de varias etapas para concluir en la joya arquitectónica en la que se transformó.

Tras su iluminación y con el avance del tiempo, la Torre se transformó en un atractivo turístico que, hasta la llegada de la pandemia, facturó millones de euros por día. Los restaurantes, las fotos, subir a los diferentes pisos para ver toda París desde el cielo… cualquier excusa es buena para facturar.

Generadora de inspiración constante para libros, pinturas o películas, la Torre soportó dos guerras, intentos de atentados terroristas, un zepelín que estuvo cerca de derrumbarla y hasta transformó en una pista de hielo uno de sus descansos.

Quien visite París no puede dejar de apreciar una de las bellezas más grandes de la historia. La Torre Eiffel es sinónimo de majestuosidad y perfección, de enamoramiento y admiración. Es, en definitiva, el mejo exponente de una ciudad destacada por su belleza y arquitectura.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

Torre de Pisa: la joya arquitectónica que nació a partir de un error

Se cumple una década de la reapertura de la Torre de Pisa, el monumento inclinado que es sello distintivo de la fascinante Toscana italiana. Nació por un erro de cálculos y estuvo 20 años cerrada por miedo a que se derrumbe.

Publicado

el

Pisa es uno de los paraísos de la Toscana, una de las regiones más bellas de Italia. Allí nació Galileo Galilei, se festeja cada 16 de junio la imponente fiesta de la Luminaria que embellece un poco más las construcciones sobre el río Arno y es famosa por su universidad y catedral. Pero nada, absolutamente nada, tiene tanto encanto y atracción como La Torre de Pisa, una de las construcciones más llamativas del mundo.

La Torre de Pisa se comenzó a construir en agosto de 1173. Su altura original era de 60 metros, aunque actualmente mide 4 menos.  Su peso se estima en 14 700 toneladas y su inclinación es de unos 4°, lo que la hace única en el mundo. Tiene ocho niveles: una base de arcos ciegos con 15 columnas, seis niveles adornados con arcadas abiertas de medio punto, y un campanario en la cima. La escalera interna en espiral tiene 294 escalones. Está considerada, junto a la catedral de la que forma parte, una de las joyas del arte Románico.

Después de que se construyera la tercera planta en 1178, la torre se inclinó tres metros hacia el norte, debido a unos cimientos débiles, en un subsuelo inestable. El diseño de esta torre era imperfecto desde su comienzo y su construcción cesó durante un siglo, debido a las guerras entre los pisanos y los Estados vecinos. Este lapso permitió al suelo asentarse; de otro modo, la torre se habría derrumbado.

A medida que el tiempo transcurrió, la Torre se transformó en una atracción para los turistas, que la visitaban cada vez con más asiduidad. El flujo económico se fue multiplicando con el correr de los años, hasta que un inconveniente mayúsculo hizo que el gobierno de turno deba replantear las cosas.

El 27 de febrero de 1964 para evitar su derrumbe, y el 7 de enero de 1990 fue cerrada al público como medida de seguridad. En mayo de 2008, después de la eliminación de 70.000 kilos de tierra, los ingenieros de la torre anunciaron que se había estabilizado de tal forma que había dejado de moverse por primera vez en su historia. Se indicó que iba a ser estable durante al menos 200 años. Se volvió a permitir la entrada al público el 16 de junio de 2011, después de la finalización de 20 años de trabajo.

Hoy, la Torre de Pisa sigue con su histórica inclinación que no hace más que darle un sello distintivo a una ciudad hermosa, con enormes puntos para recorrer entre los que sobresale una de las joyas arquitectónicas que se mantiene en pie a pesar del paso del tiempo.

Seguir leyendo

Cultura

Revolucionarios 2.0: ¿dónde quedó el legado de “El Che”?

Se cumple un nuevo aniversario del nacimiento de Ernesto “El Che” Guevara, una polémica figura que despertó amores y odios a lo largo de la historia. Su rostro se refleja en tatuajes, banderas y remeras, pero ¿es posible mantener vivos sus ideales en el mundo en que vivimos?

Publicado

el

El 14 de junio de 1929 nació una persona cuyo paso por este mundo lejos estuvo de quedar desapercibido. Ernesto Guevara Lynch, con el correr de los años se transformó en “El Che”, un eterno curioso, defensor de la libertad latinoamericana y cultor de la llamada “Patria Grande”, que no era más que la mancomunión y libertad de los pueblos de Centroamérica y Sudamérica.

Su figura aún se mantiene vigente en Cuba, aunque el enamoramiento platónico de la Revolución es un proceso asociado al pasado que va tomando ribetes históricos, más que una evolución plasmada en la actualidad. Si bien Cuba respeta su figura, la apertura que ha tenido el país tras la muerte de Fidel Castro es significativa; y si bien el Régimen continúa, ni por asomo tiene la rigurosidad de años atrás.  

Sucede que en las épocas en las que vivimos, la ideología de El Che puede admirarse, pero resulta muy difícil (por no decir imposible) llevar a cabo. La fantasía de andar a los tiros derrocando gobiernos o liberando pueblos -depende en qué posición histórica nos basemos- parece haber quedado para otras épocas y allí es donde los revolucionarios 2.0 entran en escena.

Figuras como las de Donald Trump, Diego Maradona, Julián Assagne o hasta la propia Angela Merkel son o fueron revolucionarios a su forma, con sus ideas y estilos. No sólo por sus pensamientos y objetivos, sino también por sus formas para plasmarlas en acciones. Las opiniones acerca de qué hizo cada uno queda a criterio de cada lector, en cuanto a ideologías políticas, simpatía o rechazo…

Lo que si queda claro es que los Revolucionarios 2.0 mantienen vivo un espíritu difícil de sostener en la sociedad que habitamos. El individualismo, la falta de igualdad social, el yo por delante del nosotros y el control cada vez más corporativo de la humanidad hacen pensar que una revolución hoy solo sería posible bajo pautas que parecen imposibles de lograr en un corto o mediano plazo.

 

Seguir leyendo

Cultura

Periodismo: ¿la profesión más desprestigiada del mundo?

Se celebra en Argentina el Día del Periodista, una de las jornadas donde el compromiso por la verdad debería ser la bandera de la celebración. Pese a ello, la profesión esta cada vez más bastardeada y los principios básicos de la carrera parecen haber quedado de lado…

Publicado

el

“Periodismo es decir lo que no quieran que se sepa, el resto es propaganda”.

Los periodistas nacimos para incomodar. Es nuestra función. La curiosidad. La sagacidad. La investigación. La confidencialidad. La credibilidad. Las fuentes… todo ello entre mezclado hacen de un periodista a una persona respetable, que tiene un compromiso con la verdad, dejando de lado cualquier opinión parcializada.

Por eso ver lo que sucede hoy con el periodismo a nivel nacional no hace más que pensar que Mariano Moreno, fundador de «La Gazeta” y generador del festejo en nuestro país, no debe estar muy contento con cómo se ha desarrollado su legado en el último tiempo.

El periodismo actual ingresó desde hace varios años en una etapa de confusión permanente entre la propaganda, el amiguismo, la parcialización y la falta de seriedad. ¿Cómo un periodista va a parcializar una noticia para desestabilizar a un gobierno o, peor aún, mentir para beneficiar al medio donde trabaja? ¿Cómo va a publicar noticias que no son ciertas por simple hecho de tener una primicia o llegar (erróneamente) antes que el otro? O más grave aún, ¿Cómo va a informar de la muerte de alguien QUE ESTÁ VIVO?

Sí, todo eso que jamás podía pasar, pasó. Bah, pasa. Y lo peor es que pasará por la falta de rigidez periodísticas que muestra quienes manejan el mercado y las empresas de mayor poderío en el país.

Ejemplo hay a montones. El Grupo Clarín anteponiendo sus intereses económicos antes que los periodísticos. C5N pintando realidades que se ajustan a la panacea de vivir en un país que no existe. Cientos de periodistas anunciando la muerte de Maradona en el Mundial de Rusia. O el propio Jorge Lanata inventando una campaña para desprestigiar al candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires en 2015, Aníbal Fernández, vinculándolo con cárteles de drogas que luego la justicia constataría que era una farsa.

El problema principal para mi forma de ver es que se confunde la profesión de periodista con presentadores, extorsionadores con micrófonos o comunicadores. Vamos otra vez a los ejemplos. ¿Es Ibai Llanos un periodista?  No. Es un streamer que por su popularidad ha llegado a tener acceso a personalidades con quienes mantuvo charlas que tomaron enorme repercusión mundial. ¿Es Susana Giménez una buena periodista? No. Es una presentadora de TV que cae bien por hacer preguntas que indignarían a cualquier profesor de una universidad de periodismo medianamente seria.

Una de las mayores denostaciones que ha vivido el periodismo es la de acomodar a realidad a un determinado tiempo y espacio para beneficiar o beneficiarse en base a ella. Tercerra ronda de ejemplos. Argentina es un país fundido en buena parte por la gestión económica encabezada por el ex presidente Macri. canal 13, medio afín a su gobierno, jamás lo criticó cómo lo hace en la actualidad con Alberto Fernández. El detalle no es la crítica en sí, sino el motivo que persigue la crítica.

Cuando una persona ve un noticiero cree en los periodistas, a pesar de que la realidad indique otra cosa. Loa información brindada por el Grupo Clarín chocaba con la realidad. Era mentira. Y la mucha gente le sigue creyendo. Para encontrar ejemplos solamente debemos fijarnos el tratamiento que tuvo en el tema vacunación: “No hay vacunas,”. Llegaron 20 millones. “La vacuna rusa no sirve”. Es la más efectiva. “Los acreedores no quieren a Guzmán”. Guzmán arregló con los acreedores…

La economía maneja al mundo y también a las empresas periodísticas, pero no debería cautivar y manejar a los periodistas. Mientras ello suceda, el periodismo correrá un enorme riesgo de no cumplir con los mandatos estructurales de una profesión que necesita urgentemente una legislación que avale a sus trabajadores.

Seguir leyendo

Tendencia