Actualidad

La Real Academia de la Lengua Española avanza con el lenguaje inclusivo

La Real academia de la Lengua Española, agregó en su observatorio, más de 100 palabras, entre ellas el término “elle”, logrando así un gran paso para la aceptación del lenguaje inclusivo.

Publicado

el


Si bien hace tiempo atrás la Real Academia de la Lengua Española (RAE) había rechazado el uso del término “elle”, se ha producido recientemente un cambio muy importante. 

Es que se presentó, en su renovada página web un “observatorio” de palabras, para analizar términos que son usados, pero que aún no están aceptados ni incluidos en el diccionario.


Dentro del observatorio podemos encontrar más de 100 términos, de los cuales el organismo elabora una definición provisional, para revisar si finalmente las reconocerá o no como válidas de forma oficial, y así aceptar su uso.

Pero ahora bien, entre esas cientos de palabras hubo una que no dejó de llamar la atención de todos: “elle”, término hace referencia a quienes no se sientan identificados con ninguno de los dos géneros tradicionalmente conocidos.

La RAE definió al término elle de esta manera: “El pronombre elle es un recurso creado y promovido en determinados ámbitos para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno los dos géneros tradicionalmente existentes. Su uso no está generalizado ni asentado”.

La RAE, había sido tildada de machista y poco permeable a los cambios, de tal forma que si se aprueba, sería la primera vez que reconocería el lenguaje inclusivo.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Canal de Panamá: entre su utilidad y las leyendas de contrabando

El Canal de Panamá es clave para el comercio mundial. Durante 2019, circularon por el mismo 450 millones de toneladas de carga, una cifra récord que representó US$3.365 millones en ingresos. Desde Beo hacemos un recorrido por la historia del Canal, que por estos días cumplió 106 años operando, y cuya construcción involucró los intereses de las potencias mundiales de la época.

Publicado

el

El canal interoceánico de Panamá es utilizado por las grandes empresas navieras para transportar sus cargas más rápidamente, al recortar, atravesándolo, la distancia entre el Océano Atlántico y el Pacífico. Constituye una de las grandes obras de ingeniería del Siglo XX y permite un enorme ahorro de recursos y distancias en el comercio internacional, pues previo a éste se utilizaban los pasos naturales del estrecho de Magallanes y el cabo de Hornos (al sur de Chile y Argentina).

Las potencias mundiales se disputan el canal


Antes de la llegada de los europeos en el Siglo XV, los pueblos nativos americanos ya utilizaban el istmo de Panamá, y por ellos los colonizadores conocieron las ventajas de dicho paso.

En 1826 el Congreso Panamericano trató acerca de la posibilidad y los beneficios que tendría la construcción de un paso interoceánico para el comercio mundial. Pero el proyecto recién pasó a un primer plano tras la expansión que Estados Unidos corona en 1848, cuando arrebata Texas a México. El interés residía en que el canal le permitiría a Washington comunicar el este de su territorio con el oeste.

El Canal de Panamá es una de las mayores obras de ingeniería del mundo.

Por su parte, Gran Bretaña, reina de los mares de la época, miraba hacia Panamá con atención: no quería que el futuro canal quedara bajo dominio unilateral de Estados Unidos, que venía quitándole terreno desde su independencia, y haría peligrar sus posiciones antillanas, por lo que decide establecerse en los extremos del futuro canal. Ese mismo año, los norteamericanos obtuvieron de Nueva Granada (actual Colombia) el derecho exclusivo de construir un ferrocarril o un canal a través del istmo de Panamá, a cambio de garantizar a Colombia su posesión en caso de ataque de una tercera potencia. Un año después, Nicaragua le otorgó el derecho a establecer una vía de tránsito por su territorio.

En 1850, para no llegar a un conflicto armado, los norteamericanos le ofrecieron a Gran Bretaña firmar el Tratado Clayton-Bulwer mediante el cual una empresa, conformada por ambos, construiría en Canal, que sería neutral, por lo que además ninguno de los dos podría ocupar Nicaragua o Costa Rica. Pero el Congreso de Estados Unidos, al amparo de la Doctrina Monroe de 1823 -cuyo lema es “América para los americanos”-se oponía a la intromisión inglesa en el canal.

Cabe destacar que a pesar de la pugna entre británicos y estadounidenses, el primer proyecto concreto para la construcción fue presentado por el francés Ferdinand de Lesseps en 1879. Lesseps, que había finalizado recientemente la excavación del canal de Suez, presentó un proyecto de canal interoceánico sin esclusas, y se formó una empresa para su construcción, que contó, desde un primer momento con férrea negativa estadounidense. Habiendo comenzado la construcción, la compañía francesa decidió cambiar los planes de construcción a un canal con esclusas, como existe hoy en día. Sin embargo, en Paris, varios grupos importantes se oponían a la empresa, que cayó en quiebra en 1889, y fue vendida por su propio ingeniero jefe Philippe-Jean Bunau-Varilla al gobierno de Estados Unidos.

Dominio exclusivo de Estados Unidos

En 1901 Estados Unidos logró su cometido: con una Gran Bretaña muy comprometida en la segunda Guerra bóer (Sudáfrica, por entonces una de sus colonias más importantes), Washington consiguió la firma del 2° Tratado Hay-Pauncefote, el cual sustituía completamente el Tratado Clayton-Bulwer. En dicho acuerdo la neutralización del canal pasó a ser su decisión, no se prohibía la fortificación de las costas, y se omitía hablar de su la apertura para todas las naciones.

Debido a que el congreso de la Gran Colombia se oponía a un control de tal magnitud de la potencia norteamericana, esta última fomentó un movimiento revolucionario en Panamá, logrando su constitución como una República independiente. Con este suceso se agregó otro corolario a la doctrina Monroe: el “derecho” a intervenir en los asuntos internos de América Latina.

Cabe destacar que cuando Europa se encontraba inmersa en la Primera Guerra Mundial, Estados Unidos aprovechó para aumentar su influencia en el mundo. En esa línea, en el momento en que estallaron las hostilidades, inauguró el Canal de Panamá –que le costó cerca de 375 millones de dólares- al tiempo que buscó beneficiarse comerciando con ambos bandos.

Los panameños, mediante la firma del Tratado Buneau-Varilla, concedieron a su mentor los derechos a perpetuidad del canal, más 8 kilómetros en cada orilla del mismo, por sólo 10 millones de dólares y una renta anual de 250.000 dólares. Con el correr de los años Panamá comenzó a expresar crecientemente su deseo de recuperar el Canal, cuyo punto fue inflexión es el Día de los Mártires, acontecido en 1964, en el cual manifestantes que exigían que se izara la bandera panameña en la zona del canal fueron reprimidos por fuerzas estadounidenses, y hubo varios muertos y heridos. Tras años de tensiones en 1970 se iniciaron negociaciones, y, en 1977, Jimmy Carter cedió y firmó con el Jefe de Gobierno de Panamá el Tratado Torrijos-Carter, comprometiéndose a devolver a Panamá el control completo del canal el 31 de diciembre de 1999.

Pero la tutela de Washington aún no acaba, ya que el Tratado agrega que luego de esa fecha Estados Unidos puede volver a hacerse con el control del canal, en caso de “estado de emergencia o guerra mundial”.

Un paso fundamental para el comercio global

Según la Autoridad del Canal de Panamá, entre 13 mil y 14 mil barcos utilizan cada año el Canal. Además, conecta 160 países y alrededor de 1,700 puertos. Emplea 9 mil personas y funciona 24 horas al día, los 365 días del año. Está ubicado entre el mar Caribe y el océano Pacífico, atravesando el punto más estrecho del istmo de Panamá, que consta de aproximadamente 82 kilómetros de largo, una profundidad de 12,8 metros en el Atlántico y de 13,7 metros en el Pacífico y un ancho de 91 a 300 metros.

Como se mencionó antes, fue construido por Estados Unidos, quien lo administró hasta 1999, cuando pasó a Panamá. Ante la demanda de los usuarios, y la necesitad del cruce de barcos de mayor calado, en 2006 se anunció su ampliación, por medio de la cual se lo dotó de un tercer juego de esclusas y se amplió su cauce de navegación.

Fue la propia población la que dio el visto bueno para el comienzo de los trabajos, tras un referéndum nacional en el que un 76,83% apoyó la ampliación, iniciada en 2007 y finalizada en 2016. Actualmente, la mayoría de los buques que atraviesan el canal se desplazan entre la costa atlántica de los Estados Unidos y el Extremo Oriente, y entre Europa y la costa oeste de los Estados Unidos y Canadá.

El actor clave de la economía panameña

El Canal es uno de los grandes motores de la economía panameña: además de invertir cerca de diez millones de dólares por año en adiestramiento del personal y mantenimiento del canal, aporta un promedio anual de 6% del Producto Interno Bruto nacional y al menos el 20% de los ingresos del gobierno.

Pero hay quienes afirman que si se suman las actividades conexas comerciales y logísticas el aporte del canal al PIB asciende a un 30% y si se agrega la actividad bancaria y aeroportuaria vinculada a un 45%. Todo ello sin contar que año a año millones de turistas visitan el canal, que brinda un espectáculo alucinante.

Seguir leyendo

Actualidad

Freddie Mercury: el transgresor incansable

Se cumplen 29 años de la muerte de uno de los cantantes más emblemáticos del mundo. su música queda en la historia de la inmortalidad y su figura es recordada por sus actuaciones. Su lucha contra el HIV fue generadora de una enorme conciencia social.

Publicado

el

Verlo subir al escenario resultaba extravagante. Su diminuto físico poco tenía que ver con la grandeza de sus actuaciones, su magnetismo y la fuerza que tenía observar uno de sus shows. Cuando Freddie Mercury subía a dar un show, el placer estaba garantizado.

Acaso por ello tardó muy poco en que sus extravagantes trajes, su hipnotizante forma de ser y sus actuaciones marquen a generaciones enteras con Queen, el grupo que trascendió fronteras, pensamientos y derribo estereotipos de cualquier índole.


Ver a Freddie en el escenario era sinónimo de placer. Las multitudes comenzaron a seguirlo y Queen se transformó en un éxito mundial. El hombre en cuestión nació en una isla que ahora pertenece a Tanzania y su mudanza a Londres fue el inicio de su extraordinario legado. Desde su música soñó con dejar un mensaje y cumplió largamente su cometido.

Porque Freddie fue mucho más que un músico. Fue un artista, un revolucionario, un pensador, un fiel activista de los derechos de las personas que amaban al prójimo sin importar sexo, color de piel o religión.

Su relación más importante fue con el peluquero llamado Jim Hutton, el cual descubrió en 1990 que era portador del VIH y vivió con Mercury los últimos seis años de la vida de este. La lucha del cantante ante su enfermedad y el posterior legado por no dejar solos a quienes la padecen, no hace más que habar maravillas en torno a su progresista pensamiento.

Su muerte fue un impacto, aunque su enfermedad hacía presagiar un final semejante. Su historia duró apenas 45 años, pero sirvió para cumplir su sueño de ser alguien en el mundo. no un simple cantante, sino una persona que a través de la música marcó la vida de millones de fans que todavía le rinden culto.

Seguir leyendo

Actualidad

Covid-19. ¿Cómo vacunar a un planeta entero?

Con las vacunas a punto de aprobarse, el mundo articula la logística para vacunarse contra el Covid. El G-20 se comprometió a realizar millonarios aportes para que la vacunación llegué a los países más pobres. Estados Unidos planea una vacunación masiva el 11 y 12 de diciembre que servirá como prueba piloto.

Publicado

el

Con las vacunas a punto de salir al mercado, el mundo se debate ante un nuevo desafío acerca de como frenar la pandemia de Covid19 a la que esta sometido desde hace casi un año: la distribución de la misma y el alcance que tendrá se trasformó en tema de debate entre las grandes potencias.

Distintos laboratorios de todo el mundo trabajan en la elaboración de a vacuna y la mayoría de ellas ingresó en la etapa final de pruebas y elaboración. Es por eso que ahora el planeta entero enfrenta uno de os desafíos logísticos más importante de la historia para que cada una de ellas llegue a los lugares más inhóspitos del planeta.  


En tal sentido, durante la última cumbre del G-20 varios países que son potencia se comprometieron a realizar aportes económicos para garantizar la distribución de la misma, al menos en una etapa inicial.

Varias de las líneas aéreas de todo el mundo están reacondicionando sus aeronaves con sistemas de refrigeración con el objetivo de garantizar las entregas en tiempo y forma. Este aspecto resulta fundamental en a planificación de los laboratorios.

Estados Unidos, en pleno conflicto interno por el acto eleccionario que terminó con el mandato de Trump, anunció que podría haber en el país una vacunación masiva entre el 11 y 12 de diciembre cubriendo todo el territorio con aviones sanitarios especialmente diseñados para la ocasión. Esa será la primera pruebo de fuego antes de que las vacunas empiece a viajar por todo el planeta.

Seguir leyendo

Tendencia