Deportes

A River le pasan factura por no alinearse

A 3 días del comienzo del torneo, aun no se sabe donde jugará como local el equipo de Gallardo. Iba a ser local en su campo de entrenamiento, pero ahora la Liga pone el grito en el cielo. Conocé la interna dirigencial que está que arde.

Publicado

el

A 72 horas del inicio del torneo, la localía de River desnuda la falta de organización y las peleas internas que tiene el futbol argentino. El equipo de Gallardo no sabe donde jugará su primera fecha como local debido a que el Monumental está en refacciones.

Para entender que sucede debemos retrotraernos en el tiempo. River informó debidamente que no podría utilizar su estadio y, ante la imposibilidad de que haya público en los estadios, solicitó jugar en el River Camp, el predio de primer mundo que el club tiene en Ezeiza.


La respuesta del residente de AFA, Claudio Tapia, resultó positiva y el club acondicionó el predio para cumplir con los requisitos de TV. Algo parecido a lo que hizo el Real Madrid en España, pero en suelo criollo.

Sin embargo, tras el sorteo de la Liga Profesional, salieron a la luz dudas acerca de la localía de uno de los equipos más grandes del país. Justo después de que el presidente D’Onofrio pusiera el grito en el cielo por el reparto del dinero de la TV y el quiebre unilateral del contrato que la AFA tenía con la cadena Fox.

Quienes encabezan los reclamos y gestionan la prohibición son los presidentes de Gimnasia, Gabriel Pellegrino, y Argentinos Juniors, Cristian Malaspina. Ambos con canchas que son un fiel reflejo del subdesarrollado futbol argentino que ellos comandan por su cercanía con Chiqui Tapia.

La definición acerca de la localía de River llegará esta semana. Los celos, las ventajas y os negocios hicieron que un nuevo round entre los mamarrachezcos dirigentes del futbol argentino sume un nuevo capitulo que, seguramente, no será el último.      

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

La historia de Campazzo, el nuevo embajador argentino en la NBA

El basquetbolista cordobés es el nuevo representante argentino en el mejor torneo del mundo. Pasó por el Real Madrid y lidera a la nueva camada del seleccionado nacional.

Publicado

el

La llegada de Facundo Campazzo a los Denver Nuggets de la NBA generó gran repercusión en el básquet argentino. Es que el ex base del Real Madrid se convirtió en uno de los 13 compatriotas en formar parte del torneo más popular del planeta. Su estatura (1,81 metros) y su peso (84 kg) lo ubican en desventajas físicas en relación a la inmensa mayoría de sus colegas (especialmente quienes compiten en Estados Unidos), pero el cordobés ha dejado en evidencia, mediante esfuerzo y condiciones, que no se achica y que está a la altura de las circunstancias.

Debutó en 2008 en Peñarol de Mar del Plata, con apenas 17 años de edad. Desde entonces comenzó a dejar su sello en el básquet nacional e internacional, con un exitoso paso por el Real Madrid, donde jugó entre 2014 y 2015 y entre 2017 y 2020, asentándose como el base titular y pieza clave de uno de los mejores equipos de España.


Paralelamente, ya era parte del seleccionado nacional. Su primera participación en los Juegos Olímpicos ocurrió en 2012, en Londres. Por entonces, Emanuel Ginóbili soltó una frase un tanto curiosa sobre él: «Es la primera vez que veo un jugador de 20 años con panza». La opinión de Manu se dio en un ambiente amistoso pero consejero, y desde allí el base inició un plan nutricional, basado en pescados, verduras y huevos, para perfeccionar su estado físico.

Fue precisamente Ginóbili quien se refirió al arribo de Facundo a la NBA: «Ficharon a una gema», aseveró el máximo referente de la historia del básquet argentino. Juntos disputaron los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y de Río de Janeiro 2016, donde participaron varios jugadores de la generación dorada, entremezclados con la nueva generación liderada por Campazzo y Laprovittola.

Fue quizás el Mundial de 2019 la competencia que lo popularizó aún más. Junto a Scola guiaron al equipo hacia la final, y a pesar de no haber logrado el título, fue uno de los mejores torneos de la selección en mucho tiempo. En los cuartos de final el rival era Serbia, una de las potencias, y Campazzo se lució con 18 puntos, 6 rebotes, 12 asistencias y 3 robos, poniendo de manifiesto que ya era un caudillo en el plantel.

Su altura y peso no son minucias, pues la altura promedio en la NBA es de 2,01 metros, y el peso medio es de 99,35 kg, según lo registrado durante la temporada 2018/2019. Campazzo es, a su vez, uno de los 13 argentinos en jugar en la NBA. Se suma a una lista compuesta por: Emanuel Ginóbili, Rubén Wolkowyski, Pepe Sánchez, Carlos Delfino, Andrés «chapu» Nocioni, Fabricio Oberto, Walter Herrmann, Luis Scola, Pablo Priogioni, Nicolás Laprovittola, Nicolás Brussino y Patricio Garino.

Heredero de la generación dorada, es considerado el mejor basquetbolista argentino de la actualidad. Llegó a Estados Unidos para cumplir uno de sus sueños, y con sus 29 años se encuentra en una etapa de madurez y de liderazgo en una selección que tiene como premisa imitar a sus antecesores, quienes dejaron la vara demasiado elevada. Con hambre de gloria, personalidad y aportes tanto defensivos como ofensivos, el cordobés seguirá escribiendo su gran historia en el mejor básquet del planeta.

Seguir leyendo

Deportes

Milito, el emperador que busca el trono de rey

Ídolo absoluto en Racing, dejó su cargo como Manager por desacuerdos con la dirigencia y analiza postularse como presidente. Su salida causó enorme revuelo en uno de os clubes más acomodados del país.

Publicado

el

La salida de Diego Milito de Racing casi que no sorprendió a nadie. Ni si quiera al presidente Blanco, que estaba al tanto del disconformismo general que el ídolo tenía hace varios meses y que detonó el buen trabajo conjunto que ambos hicieron.

 La “muerte anunciada” de la relación entre Racing, Blanco (el presidente) y Milito se cristalizó el fin de semana, pero venía evaluándose hace rato. «Siento que no he sido escuchado y por eso le dejo el espacio para que pueda seguir con sus ideas. Por otro lado, quiero aclarar que esto no es de ahora, viene de hace un tiempo y lo he hablado en reiteradas oportunidades con él», aclaró el ex delantero de 41 años.


«No comparto el modelo y las ideas del club del presidente. Seguramente a algunos les sonará fuerte, pero no es así. No tengo nada personal en contra de Víctor, al cual respeto y entiendo que deja todo por la institución. Simplemente elige un modelo diferente, el cual no comparto. Tiene la potestad, como máxima autoridad, de elegir las políticas y los lineamientos hacia donde quiere llevar al club y eso lo respeto a rajatabla porque es el presidente elegido por los socios», añadió Milito, quien asumió su cargo de secretario técnico en diciembre de 2017.

Ahora, liberado de su cargo, Milito comenzará a trabajar para ser presidente de Racing. Si bien hay algunas cuestiones estatutarias que deben resolverse, es un secreto a voces que el ex delantero buscará transformase en quien tome las decisiones en el club en la próxima elección.  

Seguir leyendo

Deportes

Lewis Hamilton, campeón dentro y fuera de la pista

El piloto de automovilismo no es meramente un ganador en el circuito. Su compromiso se extiende al ámbito social y lo enaltece en el aspecto humano además del deportivo.

Publicado

el

Lewis Hamilton es, sin lugar a dudas, uno de los grandes pilotos de Fórmula 1 de la actualidad y de la historia. Sus 94 victorias y sus 7 títulos mundiales de F1 (2008, 2014, 2015, 2017, 2018, 2019 y 2020) así lo comprueban. Pero no es el aspecto deportivo el único en el cual el inglés se destaca. Es que, durante toda su carrera, ha sido noticia por diversas acciones que evidencian su compromiso social, firmemente asociado a cuestiones raciales.

El siete veces campeón del mundo de la F1 es el primer y único piloto negro en competir en tal circuito, y a lo largo de su trayectoria ha sido blanco de diversos actos discriminatorios. Desde entonces, el británico procura promover la igualdad en el deporte, cuestionando la política racial en la Fórmula 1 y extendiendo sus reclamos al campo político y social, que en variadas ocasiones evidencian un destrato hacia sectores históricamente marginados.


En el marco del despiadado asesinato del afroamericano George Floyd (en medio de su arresto en mayo de 2020), cometido por un policía en Minneapolis (Minesota, EEUU), Hamilton fue uno de los deportistas que decidió lucir una camiseta con el lema «Black Lives Matter (BLM), que significa «las vidas de los negros son importantes», y con la frase «End Racism». BLM es un movimiento internacional y descentralizado originado dentro de la comunidad afroestadounidense.

Asimismo, el piloto se arrodilló en contra del racismo junto a algunos colegas en la salida del Gran Premio de Austria, la primera carrera del Mundial que se desarrolló en julio de este año. Arrodillarse en una pierna es un símbolo que los manifestantes adoptaron debido a que el oficial que asesinó a Floyd lo asfixió brutalmente de ese modo.

El multicampeón británico es, asimismo, productor ejecutivo del documental The Game Changers, lanzado en 2018, año en el que lanzó su propia línea de ropa (TOMMYXLEWIS), en el marco de la Semana de la Moda de Nueva York, junto al popular diseñador de moda estadounidense Tommy Hilfiger, y las modelos Winnie Harlow y Hailey Baldwin.

Pero su aporte más destacado durante este tiempo se emparenta al aspecto racial, ya que estableció, en junio pasado, la Comisión Hamilton con la Royal Academy of Engineering (academia nacional de ingeniería del Reino Unido). La asociación se inició con el fin de que el automovilismo pueda brindarle más oportunidades a jóvenes de raza negra en materias de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, para luego incluirlos en el deporte o en diferentes sectores de la ingeniería.

Su contribución social no difiere de sus logros deportivos, pues nos referimos al máximo ganador de carreras en la historia de la Fórmula 1 (94). Es, a su vez, el único piloto en obtener al menos una victoria en todas las temporadas en las que compitió (14). Ostenta, asimismo, la mayor cantidad de podios de la historia del campeonato (163), y la mayor cantidad de poles position (97), que es el término que se utiliza para designar el primer lugar en la parrilla de salida de una carrera.

Lo que anhelaba desde pequeño se cumplió e incluso superó las expectativas. Pero no permanece ni quedará en la historia pura y exclusivamente por su jerarquía automovilística y por la descomunal cantidad de récords que batió. Su compromiso social, ligado a sus orígenes (su padre Anthony es afrobritánico), ha generado un impacto en un deporte cuyas políticas han sido, históricamente, discriminatorias, disparejas y arbitrarias.

Seguir leyendo

Tendencia