Actualidad

12 de octubre: la colonización de las razas

Se conmemora en Argentina el Día de la Diversidad Cultural, anteriormente conocido como el Día de la Raza. La fecha recuerda el descubrimiento de América y con él, el rol del colonialismo en toda la región.

Publicado

el

El 12 de octubre es una fecha muy especial para todo el continente americano, ya que se recuerda el día en el que Cristóbal Colón y su compañía naviera pisaron por primera vez suelo americano. De allí en adelante cientos de años pasaron y la pregunta acerca de su comportamiento en el nuevo mundo desata cada vez más polémicas.  

Hasta hace algunos años, casi no se discutía Colón. Su descubrimiento le dio un mote de intocable, de persona respetada y adorada por haber descubierto un nuevo continente que posibilitó una apertura impensada hace cientos de años. Pero a medida que las investigaciones avanzaron, tanto él como la mayoría de sus compañeros de aventuras están cada vez más en la discusión acerca de si fueron buenos o malos colonizadores.


La historia original se redujo casi a un cuento de hadas. El grupo de europeos descubriendo nuevas tierras, ayudando a indígenas a culturizarse para tener un mejor pasar. Sin embargo, los años pusieron las cosas en su lugar. Los robos, las vejaciones, las violaciones, el aprovechamiento y el maltrato fueron moneda corriente.

Tal vez es por eso que cada vez en más países americanos el Día de la Raza fue mutando a una jornada de reflexión destinado a conocer más sobre los pueblos originarios y la santificada imagen del colonizador fue quedando de lado.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Mateo Salvatto, el argentino que mira hacia el futuro

El joven emprendedor de 21 años logró un alcance mundial con la app que creó años atrás, dirigida a personas con diversas discapacidades.

Publicado

el

Tiene 21 años, pero habla y actúa como un adulto maduro. Su inteligencia, esfuerzo y modestia lo distinguen del resto, y lo guiaron a crear una aplicación con alcance mundial, que según advirtió, rige en 53 países de los 5 continentes. En un contexto social en el que los jóvenes se someten a los contratiempos usuales en la Argentina, Mateo tiene claro cuáles deberían ser las decisiones y las posturas para modificar el rumbo y así entregarle un país mejor a las próximas generaciones.

La aplicación en cuestión se llama «Háblalo», es gratuita y está destinada a personas sordas y con otras discapacidades, facilitándoles la comunicación en cualquier sitio del mundo (a modo de traductor, por ejemplo: una persona sorda se sube a un taxi y a través de la app escribe la dirección, mientras la misma la reproduce desde el dispositivo en voz alta).


Su formación (es técnico en electrónica) le dio los conocimientos tecnológicos para desarrollarla, y la temática se emparenta al hecho de que su mamá es profesora de sordos e intérprete de lengua de señas, con lo cual creció alrededor de personas con esas condiciones.

Mateo suele advertir que muchos estilan afirmar que «Argentina es un país inviable», frase con la cual discrepa. Enfatiza que si esto fuera un juego de cartas (el truco), Argentina tendría 2 anchos y un 7 de espadas, pero no los utiliza. En realidad, sus políticos las esconden y procuran hacernos creer que nuestras cartas son inferiores. ¨Mi generación no tiene en qué creer¨, advierte con preocupación.

Con su discurso, evidencia que se puede proyectar hacia el futuro pero no desatiende, ni mucho menos, las enormes desigualdades que hay en el país, que les impiden a muchísimos chicos y chicas poder desenvolverse en cualquier ámbito, ya que las carencias en relación a las necesidades básicas son descomunales a lo largo y ancho de Argentina, con lo cual no todos se desenvuelven bajo un contexto adecuado para poder desarrollarse.

Amén de la aplicación, el especialista en robótica es co-fundador y CEO de la empresa de tecnología Asteroid, que también adquirió un rol social. Sorprende que a su corta edad tenga tan en claro dónde está parado, y cuáles deberían ser las prioridades a la hora de procurar solventar las descomunales dificultades padecidas en el país.

Mateo es sinónimo de esperanza, y desde su discurso y accionar nos invita a creer que no todo está perdido, y mucho menos la juventud. Con los pies sobre la tierra y volcando sus capacidades y esfuerzo hacia lo social, contribuye no solo en Argentina sino en países de los 5 continentes. Sin lugar a dudas, un ejemplo a seguir, que evidencia que si contamos con las herramientas necesarias, no hay límites que se antepongan a nuestros proyectos.

Seguir leyendo

Actualidad

¿Está preparada una niña de 10 años para ser madre?

El conservadurismo brasileño, cuyo exponente político es Jair Bolsonaro, volvió a la carga contra la vida de una pequeña de diez años, que desde los seis era violada sistemáticamente por la pareja de su tía, que la amenazaba con matar a su abuelo. El hecho ocurrió en el norte del país.

Publicado

el

La división Iglesia-Estado parece sufrir un duro revés en Latinoamérica. Con la asunción de gobiernos como el de Jair Bolsonaro, el país más grande de América Latina retrocedió décadas. Además de los discursos religiosos que “suavizan” declaraciones xenófobas y homofóbicas, Bolsonaro da por tierra con los preceptos de un Estado laico, lo cual terminó de demostrar colocando como ministra de Familia, Mujer y Derechos Humanos a la pastora evangélica Damares Alves.

Usando al Estado para defender sus creencias religiosas, Alves envió a dos funcionarios de la Secretaría de Derechos de los niños y de la Defensoría de Derechos Humanos al pueblo donde ocurrieron las vejaciones contra la menor a fin de persuadir a las autoridades de la Prefectura de São Mateus e introducir a cuatro mujeres para obligar a la niña a parir, bajo el pretexto de “cuidarla”.


Así, lejos de condenar al hombre que arruinó la vida de la pequeña, evangelistas y católicos buscaron evitar que la niña interrumpa la gestación del feto. El anterior no es el único método que utilizan para evitar que se lleve a cabo un derecho que tienen las niñas en Brasil desde 1940. También, mediante una red de organizaciones vinculadas a la Iglesia católica bajo el nombre de Centro de Atención a la Mujer (CAM), se disfrazan –en todo el subcontinnte- de una vía que brinda a las víctimas acceso al método legal de interrupción del embarazo, pero las intentan convencer de lo contrario, mediante pretextos y material cargados de moralina.

Intentan instalar, contra toda evidencia científica, la idea de que existe un “síndrome post aborto”, cuyo síntoma es la “culpabilidad”. Sumado a ello, muestran imágenes de supuestos fetos abortados de muy avanzada gestación, con marcados rasgos humanos, cuando por ley el aborto puede practicarse hasta el tercer mes, cuando apenas está mutando de embrión a feto.

El caso de la niña de São Mateus no es la excepción en Brasil. Según el Anuario brasileño de Seguridad Pública, por hora, cuatro niñas menores de 13 años son violadas en Brasil. Las pequeñas que viven en la pobreza son las más vulnerables, y sus violadores suelen ser sus propios familiares.

La criminalización de la víctima es el modus operandi común bajo el cual todas estas organizaciones ejercen su actividad, las cuales evitan explicitar su vinculación con instituciones religiosas, como así también la manera en la que obtienen recursos.

La pequeña, que además es huérfana, había sido llevada por su abuela al hospital por fuertes dolores en el vientre. Razonablemente, el Juez Antonio Moreira Fernandes aprobó el aborto, ya que la nena manifestaba con seguridad querer interrumpir el embarazo.

Haciendo oídos sordos a la justicia y a la protección de identidad de la menor, la Ministra envió a activistas religiosos a la casa de la niña para convencer a la abuela de que “salvase a su nieto”, e intimó a las autoridades del Hospital de São Mateus y del Hospital Universitario (HUCAM) del municipio de Vitória de Santo Antão. Pese a ello, autoridades sanitarias y de protección de la infancia lograron que el Centro Integrado de Salud Amaury de Medeiros en Recife reciba a la niña y proceda con el aborto.

Cabe destacar que Olimpio Moraes, titular del centro, es presionado y excomulgado desde hace varios años por la Iglesia Católica, tras interrumpir el embarazo de una niña de nueve años violada y embarazada de gemelos. Aunque gracias al doctor Moraes la niña sobrevivió, es una realidad que en toda América Latina grupos religiosos ignoran a los niños ya nacidos y buscan evitar que se interrumpan embarazos producto de violaciones. Mienten con imágenes, con supuesta evidencia científica y persiguen y exponen a las víctimas hasta el quiebre.

El caso citado lo resume todo: la youtuber, Sarah Giromini, asesora de la ministra evangelista difundió todos los datos personales de la pequeña (en teoría confidenciales) y los del lugar donde la iban a asistir. Además, tras el caso, Bolsonaro obliga a los médicos a avisar a la policía antes de practicar un aborto por violación, quedando expuesta la identidad de las vejadas, negándoles el derecho a decidir y sometiéndolas a la tortura psicológica de dar “un relato detallado” de lo sucedido y exigiéndoles pruebas, que si no presentan pueden ser procesadas por fraude y aborto ilegal.

Esto no es nuevo para el exponente de derecha, que desde su asunción intenta llevar adelante enmiendas constitucionales que instauraren el comienzo de la vida a partir de la concepción, a fin de obstaculizar el derecho al aborto.

Para los “religiosos” toda excusa es válida para imponer su voluntad en vidas ajenas, incluso cuando se trata de una niña de diez años abusada sexualmente por un hombre mayor que se aprovechó de su vulnerabilidad, y cuya vida corre peligro. Pisotean la ley y los derechos del niño, y criminalizan a las propias víctimas en lugar de juzgar al agresor. Las iglesias pierden legitimidad y poder social ante nuevas generaciones que viendo estas injusticias elijen su credo en las acciones cotidianas.

Día a día queda demostrado que a Bolsonaro y los grupos que lo sostienen si hay algo que les importa poco es la vida de los más vulnerables.

Seguir leyendo

Actualidad

La Real Academia de la Lengua Española avanza con el lenguaje inclusivo

La Real academia de la Lengua Española, agregó en su observatorio, más de 100 palabras, entre ellas el término “elle”, logrando así un gran paso para la aceptación del lenguaje inclusivo.

Publicado

el


Si bien hace tiempo atrás la Real Academia de la Lengua Española (RAE) había rechazado el uso del término “elle”, se ha producido recientemente un cambio muy importante. 

Es que se presentó, en su renovada página web un “observatorio” de palabras, para analizar términos que son usados, pero que aún no están aceptados ni incluidos en el diccionario.


Dentro del observatorio podemos encontrar más de 100 términos, de los cuales el organismo elabora una definición provisional, para revisar si finalmente las reconocerá o no como válidas de forma oficial, y así aceptar su uso.

Pero ahora bien, entre esas cientos de palabras hubo una que no dejó de llamar la atención de todos: “elle”, término hace referencia a quienes no se sientan identificados con ninguno de los dos géneros tradicionalmente conocidos.

La RAE definió al término elle de esta manera: “El pronombre elle es un recurso creado y promovido en determinados ámbitos para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno los dos géneros tradicionalmente existentes. Su uso no está generalizado ni asentado”.

La RAE, había sido tildada de machista y poco permeable a los cambios, de tal forma que si se aprueba, sería la primera vez que reconocería el lenguaje inclusivo.

Seguir leyendo

Tendencia