Actualidad

Lula y Correa volverían a la carrera política

Lula Da Silva y Rafael Correa habrían sido habilitados para volver a presentarse a la presidencia y vicepresidencia de Brasil y Ecuador, respectivamente. De confirmarse lo anterior, sería un duro revés para sus sucesores, quienes contribuyeron a sus causas judiciales ¿Un ciclo presuntamente cerrado se reabre en Latinoamérica?

Publicado

el

América Latina es imprevisible. Entre fines de los noventa y principios de los años 2000, la crisis del neoliberalismo hizo que surgieran gobiernos con sesgos izquierdistas, que buscaban un Estado presente -el cual protegería a los más débiles- y veneraban la integración regional.

Desde la segunda década del siglo XXI ese sueño se fue desvaneciendo. Estados Unidos tuvo más presencia en la región (a la que había desatendido en pos de su lucha contra el terrorismo) y apoyó –abierta o discretamente- la vuelta de los gobiernos de centro derecha. La caída del precio de los productos primarios y sus derivados –exportados por los países latinos-, fue apalancada por los efectos de la crisis del 2008 que generó una contracción de la demanda e hizo que muchos países desarrollados pongan trabas a las importaciones.


En ese contexto, líderes como Evo Morales, Rafael Correa, Fernando Lugo y Luiz Inácio Lula da Silva fueron sometidos a juicios políticos y/o destituciones por presunta corrupción, marcadas por la irregularidad y la parcialidad de la justicia. Lo cierto es que las acusaciones de la oposición -que tras estos acontecimientos pasó a gobernar- nunca pudieron ser probadas y hoy se vive un revés.

Es que, en el gigante brasileño, primero debió ser liberado Lula Da Silva y ahora se desestimó una delación premiada que lo comprometía. El Supremo Tribunal Federal consideró que el exjuez Sergio Moro, quien encabezó la megacausa Lava Jato, no habría cumplido con la imparcialidad que su puesto exigía para juzgar a Lula da Silva, lo cual llevó a cabo pocos días antes de las elecciones de 2018 anulando su candidatura.

Esto no es una buena noticia para Jair Bolsonaro, quien busca ser reelecto en 2022, ya que a los exabruptos públicos –suyos y de su hijo-, las deserciones en su círculo y el pésimo manejo de la pandemia se les suma un potencial Lula da Silva compitiendo en las urnas.

Los jueces Ricardo Lewandowski y Gilmar Mendes debieron anular el testimonio del supuesto arrepentido Antonio Palocci (ex ministro de da Silva) que lo acusaba de recibir de parte de la constructora Odebrecht un terreno donde se construirían las oficinas de su fundación. Al igual que en otras incriminaciones no pudieron encontrarse pruebas, pero lo que pudo terminar de probarse es que el entonces juez Moro usó el mecanismo de la delación premiada para presionar a los imputados para que declaren “lo que ellos les sugerían” a cambio de su libertad o de reducirles sus condenas.

Con poco disimulo, tras vencer en las elecciones, Bolsonaro lo premió nombrándolo “super ministro de Justicia”. Las buenas épocas para el oficialismo brasileño se terminarían si en la próxima audiencia el tribunal concluye que Moro efectivamente fue parcial, lo cual devolvería al líder del Partido de los Trabajadores sus derechos políticos. Y es que, Lula ya declaró que no descarta la idea de ir por la presidencia en 2022, aunque seguirá contando con el hostigamiento constante que hace la cadena mediática TV Globo hacia su figura.

Por su parte, en Ecuador, Rafael Correa –quien también había sido acusado en la causa Odebrecht- vivió y vive una situación similar: allí el Tribunal Contencioso Electoral, dejó sin efecto la resolución del Consejo Nacional Electoral que había suspendido al partido del expresidente Rafael Correa, a apenas siete meses de las elecciones generales y poco del inicio de las primarias. Pero el camino a la presidencia de Correa aún es muy lejano, para no decir casi imposible: una reciente reforma constitucional no le permite un nuevo mandato presidencial, y cuando anunció que iría por la vicepresidencia, le pusieron un nuevo escollo: que acepte esa candidatura de forma presencial en el país, donde otra justicia -poco imparcial- lo condenó a prisión en segunda instancia por corrupción.

Bajo el pretexto de una posible falta de 16.000 firmas, el Consejo Nacional Electoral había suspendido la participación de cuatro partidos políticos, hasta que el Tribunal competente se expidió sobre ello, aceptando el recurso interpuesto por una de las fuerzas proscritas y sentenciando que la decisión del Consejo “vulnera los derechos de organización política de miles de ciudadanos que presentaron su apoyo para la conformación de una organización política”.

Por lo pronto Lenín Moreno no parecería dispuesto a buscar otro mandato y no hay candidatos firmes. Es por eso que numerosos especialistas se preguntan si el ganador será otro “outsider” de la política, como en su momento había sido Correa, al tiempo que afirman que el renombrado académico aún conserva un caudal fuerte de votos.

Al igual que para Bolsonaro, para Moreno el manejo de la pandemia dejó un saldo negativo en su gobierno, que fue en reiteradas ocasiones denunciado por corrupción. Los ciudadanos están rechazando crecientemente al gabinete oficialista y a todo el sistema.

Más incertezas que certezas dominan la región. Lo único cierto es que el predominio de ninguna de las dos fuerzas es absoluta. La centroderecha en retroceso aún domina los medios de comunicación y tiene el respaldo de Estados Unidos y de los mayores empresarios del subcontinente, así como un caudal de votos nada desdeñable. La centroizquierda, con sus líderes populares que se recuperan lentamente, pero sin el enorme apoyo que alguna vez supieron conseguir y con los mismos y poderosos enemigos. La pandemia fue tan imprevisible como lo serán sus consecuencias.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

¿Irías a vacacionar a un Country?

La nueva movida por la pandemia es buscar lugares alternativos para pasar el verano. Las casas en countrys asoman como una variante, debido a que no se sabe que sucederá con la temporada de verano en el país.

Publicado

el

Con la temporada de verano en veremos y el brote de Covid-19 a flor de piel, miles de argentinos buscan variantes para pasar el verano de la mejor manera posible. En tal sentido, una opción impensada comienza a tener cada vez más adeptos entre la clase media alta del país.

Se trata de alquilar casas en countrys que permitan disfrutar de atracciones que no tienen los que viven en ciudades o departamentos. El verde, la tranquilidad de las calles internas, la pileta y los lugares comunes al aire libre son una tentación para quienes buscan salir de la jungla de cemento de las capitales provinciales.


Claro que los gustos vacacionales no son para todo el mundo. el alquiler, en promedio, de una casa estándar en un complejo cerrado parte en los 2500 dólares. A eso hay que sumarle expensas y asistencia extra (piletero, parquización, etc).

A pesar del precio, las consultas se multiplican por la incertidumbre que genera la temporada. No se sabe en que condiciones se podrá viajar. Bah, ni si quiera si se podrá viajar. Si tuvieses el dinero, ¿vivirías la experiencia de veranear en un country?

Seguir leyendo

Actualidad

Los 5 escándalos de Milei

El economista liberal será candidato a diputado nacional en 2021, en las elecciones legislativas. Su personalidad controvertida genera polémicas permanentes.

Publicado

el

Javier Milei es el economista más polémico de Argentina. Fiel a sus ideales liberales, el futuro candidato a diputado nacional ha protagonizado más de un escándalo durante sus apariciones públicas. El tono elevado, el maltrato verbal y el desprestigio hacia quienes piensan distinto, lo definen como un hombre punzante a la hora de debatir. De esa forma se transformó en una figura un tanto escandalosa, aunque vale establecer un análisis de la ideología que pregona y de sus promesas.

Corría el mes de junio de 2018 cuando, durante una conferencia, el mediático economista protagonizó un escándalo en la ciudad de Metán, provincia de Salta. Por entonces tildó de «burra» a una periodista local que le había formulado una pregunta que no le cayó nada bien, y lejos de reivindicarse, le advirtió: «Te ponés a opinar de cosas que no sabés un carajo».


El siguiente alboroto ocurrió a principios de 2019, durante un programa televisivo en el que la periodista Sol Pérez se retiró del piso tras sentirse ofendida por la manera en que la trató el libertario, en medio de una discusión sobre el rol del Estado. «El Estado es un robo», lanzó de movida el economista, lo que originó un debate subido de tono, como suele ocurrir cada vez que expresa sus propuestas liberales. Poco tiempo después, y en otro programa, la periodista se ofendió por la agresión verbal y por algunos retwitts que el economista había efectuado contra su reputación. Marcela Tinayre, la conductora, lo echó del programa.

En septiembre del mismo año, su oponente fue el político y productor teatral Nito Artaza, a quien Milei le advirtió a los gritos: «Yo no soy chorro, por eso no sé de política». Asimismo, lo tildó de «ignorante» y «fascista»: “Hablar de neoliberalismo es de ignorantes, el liberalismo viene de libertad, no es de nueva libertad o vieja libertad. Si él me acusa a mi desde su lugar de neoliberal, sos un fascista, sos un nazi o sos un comunista”. «Vos vas a terminar siendo político, acordate lo que te digo», le retrucó Artaza. Y el tiempo le dio la razón: Milei será candidato a diputado nacional en las elecciones legislativas de 2021, aunque aclaró que donará su sueldo.

Quien no podía faltar a la mesa era Brancatelli, con quien se cruzó en el programa «Intratables». En el marco de un nuevo debate económico, lo trató de «burro», y ratificó sus críticas al macrismo y al kirchnerismo, y fundamentalmente a los economistas «keynesianos» (la teoría keynesiana, desarrollada por John Maynard Keynes, sostiene que la intervención del gobierno puede estabilizar la economía, aumentando los niveles de empleo y producción, principalmente mediante el aumento del gasto público en períodos de desempleo).

Como si faltara más, en diciembre lo sacaron del aire en el canal A24, luego de que destratara a la periodista Clara Salguero: «Quiero humillarla públicamente», expresó el mediático. El modo en el que se refirió a la panelista generó que el conductor lo invitara a retirarse. Una vez más, las formas hicieron más ruido que sus argumentos, algunos de los cuales son válidos.

Más allá de su ideología, Javier Milei es un hombre plagado de polémica. Su manera de debatir y la irrespetuosidad con la que suele tratar a quienes piensan diferente, lo convierten en un personaje profundamente controversial. Se define como un férreo «anarcocapitalista, defensor de la libertad», y critica hasta el hartazo la intevención estatal. Su candidatura a diputado en 2021 va de la mano con una promesa que posiblemente le haga obtener votos: «No voy a cobrar el sueldo de diputado, lo voy a donar».

Seguir leyendo

Actualidad

El Frente Amplio sigue reinando en Montevideo

En medio de un clima atípico marcado por la pandemia del Covid-19 y, bajo un estricto protocolo sanitario, Uruguay eligió a los intendentes de sus 19 departamentos. Asimismo, hubo elecciones en 125 municipios. Como preveían los sondeos, el Frente Amplio fue reelecto en Montevideo.

Publicado

el

Una suerte de “grieta” también existe en Uruguay entre el Frente Amplio y la coalición multicolor del presidente Luis Lacalle Pou. Esto fue notorio ayer domingo 27 de septiembre, día en se llevaron a cabo las elecciones departamentales y municipales, que venían siendo pospuestas desde el mes de mayo.

La intendencia que todos quieren es la de la capital, que concentra entre un tercio y la mitad de la población del país. Allí, el grupo que encabeza el presidente presentó la candidatura única de Laura Raffo. En la otra vereda estaba el Frente Amplio, que gobierna allí desde hace 30 años, y que venía imponiéndose en las encuestas de Montevideo y Canelones, que es el segundo departamento en número de habitantes.


La Consultora Cifra, que tiene un margen de error muy pequeño, había previsto que el Frente Amplio obtendría el 53% de los sufragios, mientras que los multicolores el 39%. Asimismo, que los indecisos sumarían un 4%, y la misma cifra planearía votar en blanco o anular su voto.

Los resultados finales acortaron la brecha entre el Frente Amplio y el partido de Laura Raffo, los cuales obtuvieron un 50,7% y un 39.3%, unos 100 mil votos de diferencia aproximadamente. El gran perdedor fue Daniel Martinez que obtuvo sólo un 11.7%, frente a los 13 que se le pronosticaban. Cabe mencionar que Martínez fue intendente de Montevideo entre 2015 y 2019, cuando decidió renunciar para candidatearse a presidente y que su gestión había gozado de una alta aprobación.

¿Quiénes eran los candidatos?

La electa Carolina Cosse fue desde siempre la candidata favorita también es ex precandidata a la presidencia, ingeniera egresada en la Universidad de la República y trabajó en los gobiernos de José Mujica y Tabré Vázquez. Este años había sido electa senadora, renunciando a su banca para postularse a la intendencia de Montevideo.

Raffo es una economista y empresaria con participación en televisión y radio. Martínez, además de excandidato a presidente es ingeniero y, como ya se mencionó, exintendente de Montevideo. Villar es un conocido neurocirujano, aunque con escaso recorrido político. En esta ocasión, a diferencia de 2015, el oficialismo busca evitar la división de votos, encolumnándolos todos hacia la economista.

¿Qué es la Ley de Lemas?

La Ley de Lemas es la que rige actualmente en Uruguay y permite hacer elecciones internas y generales al mismo tiempo. Así se vota a un lema o partido, contándose primero los votos de cada lema. Tras ello, se cuentan los de cada “sublema” o cada candidato, resultando victorioso el que obtenga la mayor cantidad de votos.

Elecciones en plena pandemia

Las elecciones uruguayas fueron las primeras en realizarse en Sudamérica en este contexto de pandemia y tuvieron una excelente participación, pues votó el 85% del padrón. Las mismas fueron observadas con atención desde los demás países de la región que deberán celebrar sus comicios durante estos meses, como es el caso de Bolivia y Chile, que lo harán en octubre.

El protocolo contempló el uso de barbijo, y su alguien concurría a votar sin él le proporcionaban uno descartable. Sumado a ello, se cuidó la distancia física entre los concurrentes, y el presidente pidió que se evitaran los festejos y que la gente retorne de inmediato al hogar, ya que son elecciones “complicadas”.

Hubo un “funcionario facilitador” que exigió el respeto los protocolos sanitarios en cada centro electoral, y se amplió el horario de votación, que será de 8 a 19.30 horas. El votante mostró –pero no entregó- su documento de identidad y tenía prohibido sellar el sobre con saliva.

Los ciudadanos residentes en el exterior y volvieron al país para votar debieron presentar un test de covid-19 hecho en el país de origen con menos de 3 días de antelación. De lo contrario estaban obligados a hacérselo al llegar a Uruguay. Si permanecían más de 4 días en el país habrían de hacerse otro el quinto día. Por otra parte, tuvieron que declarar su número telefónico y domicilio, y sólo pudieron salir de allí para votar, sin poder ser visitados.

Tras conocerse los resultados, Cosse agradeció al presidente y a su vice por los llamados y felicitaciones, y anunció que ya acordaron reunirse en la semana para comenzar a trabajar juntos.

La jornada electoral cerró con 85 municipios para el Partido Nacional, 32 para el Frente Amplio, 4 para el Partido Colorado y 3 para el Partido Independiente.

Seguir leyendo

Tendencia