Emprendedores

De la oficina a cumplir sueños: la historia de Bowdika

Hoy conocemos la historia de “Bowdika”, un atelier ubicado en el centro de Rosario, que viste a las mujeres en los momentos más especiales de su vida. Vestidos para todos los cuerpos, edades y estilos, se conjugan con la impronta de una marca que nos enseña a animarnos a ir por nuestros sueños.

Publicado

el

La dueña de la marca, Rocío Salvagno, responde a nuestras preguntas, nos cuenta cómo vive el sector el momento actual, y nos regala su historia y sus diseños preferidos.

¿Por qué el nombre “Bowdika”?

Bowdika proviene del nombre Boudica, una reina guerrera que enfrento uno de los imperios más poderosos del mundo. Una mujer que admiro por su fuerza, confianza en si misma y en sus ideales.

¿De qué manera aprendiste la profesión?

Estudié diseño de indumentaria en la escuela Roberto Piazza en Rosario pero podría decir que toda mi vida estuve vinculada al oficio. Ya a los 6 años me sentaba en la máquina de coser a crear ropa para mis muñecas y en la adolescencia, aconsejaba a las clientas de mi mama sobre que modelos destacarían mejor su figura y las estilizaría. Mi mamá tenía un taller de costura y siempre había modistas en mi casa, de las que aprendí mucho, ¡pero de la que más aprendí y sigo aprendiendo es de mi mamá!

Sabemos que antes de “Bowdika” tenías una carrera hecha en un área completamente distinta, ¿Podrías contarnos  acerca de ello? ¿Qué fue lo que te llevó a tomar la decisión de emprender?

Estudié Administración de Empresas en UCES, en Capital Federal y me dediqué a eso durante varios años. Mientras viví en Capital tuve un trabajo muy divertido, que me permitió viajar y conocer el mundo. Luego me vine a vivir a Rosario porque me enamoré de la ciudad, creo que conjuga a la perfección la locura de Capital y la tranquilidad del pueblo natal. Acá en Rosario empezó una nueva etapa de mi vida, ¡y de buscar aquello que realmente me hiciera feliz! Por eso empecé a estudiar diseño de indumentaria y fotografía; mientras seguía trabajando como Licenciada en Administración de Empresas. Ya cuando arranqué a estudiar diseño, comencé a diseñar y coser vestidos para compañeras de trabajo. Ellas me fueron recomendando con amigas, conocidas y bueno, se armó una red que empezó a crecer. ¡Por eso tomé la decisión de dedicarme de lleno a esto que amo!

¿Cómo fue ese camino?

Al principio hacía de todo, pero rápidamente descubrí que me apasionaba la alta costura y fui perfeccionando mis técnicas, aprendiendo mucho de mamá y tomando cursos con profesionales experimentados. ¡Un camino repleto de desafíos, aprendizajes y personas maravillosas que me acompañaron y apoyaron!

¿Qué consejos les darías hoy a quienes quieran emprender?

¡Que se animen! Que si seguimos nuestros sueños, aquello en lo que ponemos pasión, el éxito es asegurado. A veces el camino es fácil y otras un tanto sinuoso, que hay que ser perseverante y aprender a reflexionar sobre las decisiones, corregir y seguir adelante… ¡Que en la vida el cambio y el aprendizaje son la única constante!

¿Cómo repercutió la pandemia en el sector?

El sector de fiestas está bastante paralizado. Muchas bodas suspendidas, otras canceladas, otras reprogramadas. Así que un parate importante, pero no hay mal que por bien no venga. ¡En lo personal me sirvió muchísimo! ¡Para agradecer cada día la maravillosa familia que tengo y disfrutarla mucho más!  Aproveché para ordenar el taller y dar empuje a proyectos que tenía en el tintero.

Creo que son tiempos de cambios, confío en que siempre todo cambio es para mejor, aunque mientras estamos en el medio del mismo no podamos verlo.

¿Qué es lo que viene para novias y quinceañeras? ¿Y para invitadas?

Creo que está el mayor cambio que experimentaremos en la industria de la moda es el hecho de que las marcas están tomando cada vez más conciencia sobre el impacto de la industria en el medio ambiente. Se vienen colecciones más atemporales, funcionales y de mayor durabilidad. En lo personal, siempre aconsejo a mis clientas a que respeten su estilo, porque la moda pasa, cambia, pero el estilo permanece.

www.bowdika.com

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Emprendedores

Cómo hizo Mercado Libre para ganar cuando todos pierden

La empresa más exitosa de Argentina cerró el 2020 con brutales ganancias, que incrementaron un 73% sus ingresos en relación a 2019. En medio de la pandemia y con un indicador negativo en el mundo de las finanzas, ellos lograron resultados positivos. ¿Cómo hicieron?

Publicado

el

Decir que Mercado Libre no parece una empresa argentina ya queda corto. Por poco no parece una empresa de este planeta. Es que, en medio de una pandemia, con una catástrofe mundial en torno a la economía globalizada y con enorme nivel de recesión en cada rincón del mundo, la empresa liderada por Marcos Galperín tuvo grandes ganancias que le permiten un fuerte impulso en el mundo de los negocios.

Durante 2020, el crecimiento fue exponencial. Cerró el 2020 con una suba del 73% de sus ingresos netos, por lo que pasó de 2296 millones en 2019 a 3973 en 2020. La ganancia bruta fue de 1709 millones de dólares, es decir un 55% más que el ejercicio anterior.

Solo durante el último cuatrimestre de 2020 la facturación creció un 96,5%, lo que incrementa las ganancias y abre grandes expectativas de facturación rumbo al futuro inmediato. Además, los usuarios llegaron a 74 millones en todo el mundo, incrementándose en un 71% y produciendo ventas totales de casi 230 millones de productos.

Ahora bien, ¿cómo hace Marcado Libre para sostener una estructura tan impactante? La explicación está centrada en la inversión para el crecimiento constante y en no defraudar clientes que buscan garantías a la hora de pensar sus compras.

Es por eso que, por ejemplo, la compañía invirtió en la compra de aviones para mejorar el servicio de entregas en Brasil y se ha ramificado por toda América, convirtiéndose en un Unicornio que genera una mina de oro y cuyo techo no parece cercano en cuanto a su crecimiento continuo.

Seguir leyendo

Emprendedores

Finanzas personales: ¿por dónde empiezo?

¿Cómo ordenar nuestra convulsionada vida económica y hacer que el dinero nos rinda mejor? En esta nota te cuento las 4 etapas fundamentales para hacer de tus finanzas un aliado en tu vida.

Publicado

el

Escucho muy seguido a individuos, emprendedores y empresarios hablar sobre su voluntad de crecer en su trabajo, lograr sus metas y poder vivir más tranquilos. En todos los casos, una de las mayores preocupaciones que tienen en común es cómo generar el dinero suficiente para poder llevar a cabo todo lo que se proponen.

Para responderte este interrogante te dejo un paso a paso accionable para que pases de querer a hacer:

  • Objetivos. Para empezar tenés que definir a donde querés llegar. Para ser 100% gráfica te propongo que pienses en el GPS, si no le decís donde querés ir ¿te lleva a tu destino? ¡IMPOSIBLE! Para arrancar tenés que fijar tus objetivos, tu norte, tu brújula. No es suficiente con enunciar quiero ahorrar más, tenés que decir cuánto más, en cuánto tiempo y cómo vas a medir si conseguiste o no tus objetivos. El método SMART es el más utilizado para esta primera etapa, el mismo enuncia que tus objetivos tienen que ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y tienen que tener un plazo determinado.
  • Diagnóstico. Para accionar y llegar a los objetivos que te fijaste en el punto anterior es esencial saber de dónde partís. En esta etapa de diagnóstico hay tres cosas que tenés que hacer: armar tu presupuesto, tu cashflow y el estado de deuda. En el primer caso, vas a registrar con el método que más te sirva (papel, app, Excel) los ingresos y cada uno de los gastos que realices en un mes. En el cashflow vas a detectar y registrar en qué momento del mes ingresa o egresa el dinero que detallaste en el presupuesto. Finalmente, en el caso de las deudas vas a hacer un listado de todos los préstamos, cuotas en las tarjetas, planes de pago que tengas pendientes de saldar, mi recomendación es registrarlos de manera descendente.
  • Plan. En este paso lo que vas a hacer es, una vez evaluada tu situación actual y a donde querés llegar, vas a definir un curso de acción. Si querés ahorar USD 100 más por mes en los próximos tres meses vas a definir cómo lo vas a hacer. Por ejemplo, vas a reducir tus gastos variables en un 10% o vas a tratar de negociar un aumento de sueldo del 15%. En la planificación definís la forma en la que vas a actuar en el período de tiempo determinado para alcanzar lo que te propones.  Tiene que ser real, factible, práctico y sobre todo tenés que poner tu foco y energía en lograr el plan que hagas.
  • Seguimiento. Lo que no se puede medir no se puede mejorar pregona un dicho muy conocido. Con lo cual al haber fijado objetivos cuantificable en este último paso vas a poder evaluar cuando cerca o lejos estás del norte que te fijaste. Si los lograste te queda por delante definir nuevos objetivos, si estás cerca pero no llegas ajustar el plan de acción y si estás muy lejos evaluar qué sucede y accionar cambios mayores.

No tenés más excusas, empezá a crear la realidad financiera que querés vivir. Paso a paso vas a poder cambiar todo aquello que te frena a llegar donde querés ir. Dedicale tiempo y foco a mejorar tu relación con tus finanzas para poder vivir mejor.

Seguir leyendo

Emprendedores

Invertir en bolsa en 3, 2, 1!

No tengas miedo y empezá a invertir en el Mercado de Capitales, pero antes conocé bien de qué se trata, quiénes son sus participantes y a qué productos podes acceder.

Publicado

el

El Mercado de Capitales es aquel donde se reúnen los individuos y empresas que tienen dinero disponible con aquellos que necesitan financiación para poder llevar a cabo su actividad. Su principal función es canalizar el ahorro hacia la inversión productiva.

Este Mercado está compuesto por 3 tipos de participantes:

•          Inversores: son aquellas personas físicas o jurídicas que poseen capital y se acercan al Mercado de Capitales para invertir en empresas o prestárselo al Estado.

•          Intermediarios: Agentes autorizados que realizan la operación deseada por cuenta y orden de sus clientes.

•          Emisores: quienes acuden al Mercado en busca de financiamiento, tanto empresas como emisores públicos.

Las operaciones entre las partes se materializan a través de la compra y venta de instrumentos financieros como las acciones, los bonos, los CEDEARS, las obligaciones negociables, los fideicomisos financieros, Fondos Comunes de Inversión, entre otros.

Cada instrumento tiene distintos plazos de liquidación de la operación. Resulta fundamental entender esto ya que dependiendo del momento en el que se haga líquida la transacción vas a poder disponer de los fondos. Los más utilizados son el inmediato y a 48 horas. Por ejemplo, si rescatas un Fondo Común de Inversión Money Market el plazo de acreditación es en el momento. Sin embargo, por lo general, si vendes una acción hoy el dinero se acredita a las 48 horas.

Para poder acceder a este tipo de inversiones los participantes del mercado deben abrir una Cuenta Comitente en un Broker.

Las cuentas comitentes son el “lugar” donde se llevan a cabo todas las transferencias y depósitos relacionados con tus inversiones. Por ejemplo, las acciones o bonos que compres van a aparecer reflejados ahí. El Broker va a ser la institución que maneje las inversiones de tu cuenta comitente, actuando siempre a cuenta y orden de cada cliente.

Dado que una de las preguntas más frecuentes es: ¿cómo elijo con qué Broker operar? a continuación te dejo algunos tips para tener en cuenta y revisar siempre:

  • Ingresá a la CNV (Comisión Nacional de Valores) y corroborá que el bróker esté entre los agentes autorizados para operar en el Mercado de Capitales.
  • Averiguá hace cuantos años está en el mercado, cuántos clientes tiene y su trayectoria.

Con toda esta información sólo te queda evaluar cómo es tu perfil como inversor, abrir una cuenta comitente en un bróker y empezar a operar. El Mercado de Capitales es para todos, sólo tenés que perder el miedo y conocer el nivel de riesgo que estás dispuesto a asumir.

Seguir leyendo

Tendencia