Actualidad

De nuevo a Fase 1: ¿Cómo afectó y de qué manera enfrentan el rebrote del Covid-19 las localidades entrerrianas afectadas?

Desde Beo hablamos con Gustavo Bastian, intendente de Villa San José, que junto con Colón (localidad ubicada a escasos kilómetros y capital departamental) fueron epicentro del rebrote de Covid-19 en la provincia de Entre Ríos, tras semanas sin contagios comunitarios. Nos comenta qué medidas se tomaron, de qué modo se vio afectada la agroindustria por la pandemia, cómo se está realizando un trabajo coordinado con diferentes entidades, y qué se está demandando al gobernador Gustavo Bordet.

Publicado

el

Foto: Entremedios Web

Las circunstancias económicas exigen el retorno a las actividades en una época donde las temperaturas favorecen el contagio de Covid-19. El criterio que autoriza a las diferentes provincias y localidades del país a flexibilizar la cuarentena tiene en cuenta el número de contagios, y su procedencia. San José y Colón son dos ciudades turísticas y agroindustriales ubicadas a escasos kilómetros entre sí, y limítrofes con la ciudad de Paysandú, Uruguay, donde el paso continúa cerrado. Dada dicha cercanía entre ambas localidades entrerrianas, comparten numerosas actividades económicas y vida social. Gustavo Bastian, intendente de San José nos relata cómo se vive la situación tras un rebrote que hizo que tras semanas en fase 4, se vuelva a la fase 1.

-En primer lugar quisiéramos preguntarte ¿Cómo estaba la situación en la zona antes del rebrote?


-Antes de que toda esta situación ocurra, ya habían retomado sus actividades casi todos los rubros, con excepción de los gimnasios, los cines y lo que concierne a lo cultural y educativo. El resto venía trabajando de modo “normal”, con los respectivos protocolos de cada actividad, por ejemplo los comercios minoristas u oficios no podían tener más de dos personas en los locales, y debían cumplir con todas las regulaciones pertinentes. Asimismo sacamos un decreto en el mes de abril para reorganizar la actividad, que contemplaba que todos aquellos cuya terminación de DNI sea par podían salir a la calle lunes, miércoles y viernes, y los impares martes, jueves y sábados para realizar trámites y/o compras. Lo anterior se venía implementando bien por parte de la sociedad y de los comerciantes, como así también el uso obligatorio de tapabocas, bajo el control de inspección municipal, la policía y gendarmería. Además se controlaron los ingresos a la ciudad.

-¿Cómo se enteraron de los nuevos casos? ¿Fueron contagios directos o contagios comunitarios?

-A fines de mayo, nos enteramos que había casos positivos en Colón, lo cual nos alarmó de inmediato. El sábado 6 de junio decretamos volver a fase 1 –ya estábamos en fase 4-, por ende volvieron a funcionar solamente los servicios esenciales. Fue difícil comprender cómo por cuatro personas que fueron irresponsables como ciudadanos tuvo que pagar un montón de gente que tomó todos los recaudos. Nosotros por cercanía a la ciudad de Colón, y la falta de algunos controles en lugares vecinos sufrimos las consecuencias, contando con cinco positivos hasta hoy 15 de junio. Esto se da porque uno de nuestros ciudadanos tuvo contacto estrecho con uno de los positivos iniciales, desencadenando así una serie de contagios en nuestra localidad, por lo que se aislaron más de 170 personas que son controladas a diario, y de las cuales, a quienes presentan síntomas se les realizan test e hisopados. Estamos a la espera de alrededor de 9 resultados hoy y otros 9 mañana. En este momento nuestra prioridad es que la situación siga de manera controlada, y llevar seguridad al ciudadano.

-¿Qué medidas tomó la Municipalidad de inmediato?

-Como dije antes, la medida inmediata fue retrotraernos a la fase 1, por recomendación del -COES (Comité de Emergencias) y solicitud del gobierno de la provincia. Sólo quedó abierto el rubro alimenticio, farmacéutico y combustibles. Recién una semana después, el sábado 13, se habilitaron las ventas por delivery de algunos comercios. Hoy estamos intentando que la provincia nos permita la apertura de comercios minoristas, pese a que la situación epidemiológica es compleja, creo que debemos empezar a convivir con este virus hasta que surja la vacuna, porque no podemos volver para atrás cada vez que se da un contagio. Cuando eso sucede se da una contracción económica que afecta muchísimo a los trabajadores, comerciantes y PyMEs, y también al Estado en los niveles provincial y municipal, que tampoco pueden costear los haberes de sus trabajadores. El dinero que íbamos a usar en obras está siendo utilizado para brindar viandas a quienes no pueden llevar un plato de comida a su mesa. Smado a ello, apoyamos con medicamentos a esa gente. Sin embargo, seguimos subsanando las falencias estructurales con los recursos que se tienen, tanto nuestros, como los que la nación envía, con un recorte de entre un 40% y 50% en las coparticipaciones.

-Gran parte de San José trabaja en la Agroindustria ¿Cómo vive este sector la pandemia?

San José es una ciudad beneficiada, ya que en materia industrial contamos con cuatro grandes industrias alimenticias que no se vieron afectadas por “el parate” y continuaron produciendo y trabajando. Esa masa asalariada nos tranquiliza ya que hay consumo interno. Para que esto continúe así hemos creado un Comité de Emergencia Productiva integrada por los frigoríficos del Departamento Colón (que son alrededor de 8 o 9), los representantes sindicales que allí actúan, SENASA, el Ministerio de Trabajo de la Provincia, los Intendentes y el Senador departamental. En esta ocasión me toca coordinar el Comité, por lo que soy el nexo entre la provincia y esos actores. Buscamos marcar estrategias no solo preventivas, sino también política económica por los tiempos que se vienen. Debido a esta pandemia mundial muchos mercados internacionales han cerrado sus puertas. La mayoría de estas empresas –avícolas y de carnes rojas- exportaban a esos mercados que hoy están parados. Siguen funcionando China y Rusia. Otro gran inconveniente es que el Puerto de Buenos Aires no está funcionando en su totalidad, por lo cual la mayoría de la producción está saliendo vía Chile, circunstancia que representa un gasto extra enorme en la logística y en los costos, y por ende menores ganancias.

-Para finalizar, una pregunta mirando al futuro: ¿De qué manera piensan continuar?

-Como dice el dicho popular “es la pregunta del millón”. Por lo pronto entendemos la necesidad de los comerciantes, por eso con el resto de los intendentes del departamento y con nuestro Senador Departamental Mauricio Santa Cruz estamos pidiendo a la provincia reactivar los comercios, avanzar en las cuestiones de fase epidemiológica, pese a lo que estamos viviendo. Lamentablemente hay que aprender a convivir con el virus porque va a tardar tiempo en desaparecer. Coincidimos en que hay que trabajar fuertemente en la prevención, y apelar a la responsabilidad de cada ciudadano: salir lo menos posible de nuestras casas, mantener el distanciamiento social, usar tapabocas, higienizar las manos constantemente, para que estos tiempos de turbulencia transiten de la mejor manera posible.

Seguir leyendo
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Con dinero de por medio, no hay muro que los separe

La presunta enemistad que mantenían los presidentes de Estados Unidos y México parece ser cosa del pasado. En la cumbre entre Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador reinaron los elogios y se dejaron de lado los “temas sensibles”, en pos de “mirar hacia adelante”.

Publicado

el

Contrariamente a todas las predicciones, la cumbre entre Trump y López Obrador transcurrió en un clima amistoso. Tras recibir a AMLO en la Casa Blanca, el primer mandatario estadounidense afirmó que la relación entre ambos países nunca había sido tan buena como lo es actualmente, pese que hasta hace poco tiempo acusaba a los mexicanos de mandarles “gente con un montón de problemas, que nos traen drogas, crimen, violadores”.

Si bien el motivo del encuentro fue la negociación de temas concernientes al acuerdo económico entre Estados Unidos, México y Canadá, lo comercial pasó a un segundo plano cuando los periodistas notaron sintonía y buen clima en el encuentro: “Somos amigos, aliados y socios muy cercanos. Esta relación se basa en el respeto mutuo”, exclamó Trump. Para muchos, la actitud dialoguista y respetuosa del mandatario estadounidense responde a la necesidad de interpelar el voto latino. Sucede que hasta elogió las virtudes de los mexicanos, diciendo que “son gente trabajadora”. Sin embargo, continúa con su promesa de campaña de construir un muro en la frontera.


Por su parte, tras recordar la historia imperialista de su vecino del norte, amparada en la Doctrina Monroe, López Obrador valoró a Trump por su trato hacia México: “Usted no nos ha tratado como una colonia, al contrario ha honrado nuestra condición de nación independiente. Por eso, estoy aquí. Para expresar al pueblo de EE.UU. que su presidente se ha comportado hacia nosotros con gentileza y respeto. Nos ha tratado como lo que somos: un país y un pueblo digno, libre, democrático y soberano”, declaró.

El mexicano también reconoció que el vínculo entre sus naciones enfrenta diferencias y que, pese a ello, han elegido “privilegiar el entendimiento” y “marchar juntos hacia el provenir”, además de “hacer a un lado las diferencias o resolverlas con dialogo y respeto mutuo”.
Ninguno de los dos mandatarios habló acerca de los temas más importantes, puntapiés de las desavenencias entre ambos: el muro –planeado por Trump a lo largo de la frontera- y la inmigración centroamericana a través de México. Ambos prefirieron evitarlos y centrarse en el tratado comercial con el que intentarán salir de la crisis mundial que dejará el coronavirus.

Cabe destacar que la reunión también tenía como objetivo celebrar la entrada en vigor del tratado comercial T-MEC, firmado entre Canadá, México y EE.UU. y tratar las dificultades existentes. Por su parte, y pese a la invitación, el primer mandatario canadiense, Justin Trudeau, estuvo ausente.

Cuando Trump fue elegido, la comunidad internacional se preguntaba qué sucedería con los tratados comerciales que Washington mantenía con su vecino del norte y, en especial, con el del sur. La preferencia por el proteccionismo y la discriminación hacia los latinos anticipaban un panorama negro para la relación bilateral, que se extendería al bloque económico. Lo que antes eran certezas, ahora son interrogantes ¿Será que ambos mandatarios han comprendido que se necesitan mutuamente o será efímera diplomacia de campaña?

Seguir leyendo

Actualidad

9 de Julio: de Independencia, poco y nada

Se conmemoran 204 años de la declaración de la Independencia argentina, pero todo parece havber quedado en una simple declaración. La relaidad muestra un país devastado, al que le costará mucho recuperarse.

Publicado

el

El 9 de julio de 1816 se definió la ruptura con el gobierno de las Provincias Unidas del Río de la Plata dependiente de la monarquía española. En otras palabras, Argentina comenzaba su camino como nación libre y soberana, algo que se respeta hasta el día de hoy al menos en los papeles…

La realidad del país es sumamente delicada y la soberanía conseguida hace más de 200 años pasa por su peor momento. No porque alguien vaya a poner en peligro dicha libertad, sino porque la calidad de vida de los argentinos fue disminuyendo a pasos agigantados en vez de superarse.


Es moneda corriente encontrar un enorme deterioro interno desde 1970 en adelante. En los últimos 50 años la situación empeoró considerablemente. El aumento de la deuda externa nos llevó a la falta de independencia económica que al día de hoy se siente en cada rincón del territorio y que ha hecho de Argentina un país en donde vivir resulta cada vez más complejo.

Esa falta de independencia llevó a un crecimiento exponencial de la pobreza y la falta de productividad influyó directamente para que Argentina sea un país en bancarrota, que tiene todo al alcance de la mano para progresar, pero no lo hace.

Miles de hectáreas para trabajar en la agricultura y la ganadería chocan con los miles de pobres sin trabajo, hogar ni esperanza. Para colmo de males, la pandemia hará que los números cuando el aislamiento termine sean escalofriantes: el 50% del país será no podrá cubrir sus necesidades básicas de alimentación, vivienda y desarrollo.

El Día de la Independencia siempre fue una jornada repleta de festejos y alegría para el país. Pero este 9 de julio, Argentina no tiene demasiado para celebrar…

Seguir leyendo

Actualidad

Efecto pandemia: la regresión de los fitness

Entrenar en casa fue uno de los atractivos de los primeros días de cuarentena. Hoy, 4 meses después, el entusiasmo decayó. El encierro, el aburrimiento y las preocupaciones económicas hiceron que el entrenamiento cueste cada vez más.

Publicado

el

En los primeros días del aislamiento social, preventivo y obligatorio se dio una tremenda explosión de entrenamientos caseros. Familias enteras se dedicaron a moverse con lo que había en casa.

Las clases virtuales eran un boom y los vídeos de personas activándose para pasar el confinamiento viajaban de teléfono en teléfono con asombrosa naturalidad.


Pero todo cambió. El AMBA lleva 4 meses de encierro y la actividad física quedó sumamente relegada por distintos motivos: la falta de ganas, el frío, las preocupacxiones económicas, el hartazgo del encierro, etc.

Leonardo Cantaluppo lleva años como profe y nunca vivió nada igual. Durante los primeros meses de encierro, la gente se volcó a los entrenamientos, pero ahora cuesta cada vez más moverse. Pese a ello, los profes no bajan los brazos pensando en que el invierno siempre fue una etapa difícil y que entre septiembre y octubre la actividad volverá a ponerse en movimiento como todos los años.

La pandemia de Covid-19 nos llevó a vivir una montaña rusa de emociones y la actividad física no fue una excepción. El entusiasmo inicial se fue deshilachando con el correr de los días y el movimiento quedó relegado por diversas circunstancias.

Seguir leyendo

Tendencia