Actualidad

Apegada al Derecho Internacional, la Unión Europea se opone al “acuerdo del siglo”

El jefe de la Diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, declaró en un comunicado hecho el pasado martes 4 de febrero, que no se reconoce la soberanía de Israel sobre los territorios ocupados desde 1967, en rechazo al plan de Estados Unidos.

Publicado

el

Foto: Reuters

Borrell aclaró que “en línea con el derecho internacional y las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la Unión Europea, no reconoce la soberanía de Israel sobre los territorios ocupados desde 1967”. Los mismos incluyen Cisjordania y los altos sirios del Golán.

Según el alto mandatario, el acuerdo, conduciría a la anexión de los territorios palestinos ocupados por Israel, no cumpliendo “con los parámetros acordados internacionalmente”. En esa línea, recordó el compromiso de la Unión con una solución basada en los lineamientos de la Organización de las Naciones Unidas de 1967, que concede a los palestinos el derecho a “un Estado independiente”.


Además, el diplomático sentenció que, para la construcción de una paz justa y duradera, el estatuto final debería elaborarse a través de negociaciones directas entre ambas partes -y no solo con Israel como ha hecho Donald Trump- lo cual debería incluir las cuestiones de fronteras, del estatuto de Jerusalén y de los refugiados palestinos.

El proyecto de Trump no ha contado con grandes adhesiones, pues a la oposición de los líderes palestinos, se han sumado la Organización de las Naciones Unidas, Amnistía Internacional, la Liga Árabe, e incluso grupos judíos, por violar los derechos legítimos de los palestinos y el Derecho Internacional.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Carolina Cosse: la nueva líder del Frente Amplio

Recientemente electa intendenta de Montevideo, Carolina Cosse tiene un currículum intachable. Con un bajo perfil fue ganando adhesiones dentro y fuera de un Frente Amplio, que, con José Mujica, Tabaré Vázquez y Danilo Astori retirándose de la política queda sin liderazgos fuertes. Desde Beo los invitamos a conocerla.

Publicado

el

Ana Carolina Cosse Garrido nació en Montevideo, en la navidad de 1961. La política, la cultura y la historia fueron desde siempre parte de su hogar, pues su mamá, Zulma Garrido, es profesora de historia y su papá es el reconocido actor Villanueva Cosse, quien estuvo proscripto durante la última dictadura uruguaya (1973-1985) y debió exiliarse hasta el fin del proceso.

Hija de padres divorciados, cuenta que tuvo una infancia sumamente feliz a pesar de las adversidades, ya que ellos se llevaban muy bien, y sus abuelos colaboraron en su crianza. Estos últimos, eran adeptos al partido comunista, y, en su granja, optaban por repartir su cosecha entre todos los peones.


Fue madre a los 19 años, y estudió y trabajó mientras criaba a sus dos hijos. Defensora de la universidad pública, en 1985 se recibió de Ingeniera Electricista en la Universidad de la República y apasionada por “seguir aprendiendo”, en 2009 se graduó como Magister en Ingeniería Matemática, en la misma institución.

Comenzó a militar en 1983 en el ámbito gremial en la Juventud Comunista. Trabajó como docente y en el ámbito privado en varias empresas de tecnología y comunicaciones, tanto en Uruguay como en el exterior, hasta 2006, cuando desde el Frente Amplio le pidieron su asesoramiento para revertir el atraso tecnológico en la Intendencia de Montevideo, donde asumió en 2008 como directora de la División Tecnología de la Información.

A posteriori, y a nivel nacional fue presidenta de Antel en 2010 y luego Ministra de Industria, Energía y Minería bajo el segundo gobierno de Tabaré Vázquez. En 2019 decidió renunciar para presentarse como precandidata a la presidencia, contando con apoyo del Movimiento de Participación Popular, sector mayoritario del Frente, cuyo referente es Mujica.

Los hitos de su gestión fueron el desarrollo de la fibra óptica, la construcción de un data center y la instalación de un cable submarino que conecta Uruguay con Estados Unidos, lo cual dio gran impuso el sector software en el país, que hoy constituye el 2% de las exportaciones.

Como se mencionó antes, el 2019 renunció al Ministerio para lanzar su precandidatura a la presidencia, quedando en segundo lugar con el 27% de los votos tras Daniel Martínez, ex candidato a la presidencia vencido por Luis Lacalle Pou. Tras ello se esperaba que fuera candidata a la vicepresidencia, pero Martínez se negó y eligió a Graciela Villar.

La ingeniera criticó el proceso de selección de la candidata a vicepresidenta, que no contribuyó a la unidad del Frente y se lanzó como candidata a senadora. Tampoco el MPP, que la había apoyado, volvió a darle espacio en su lista para el Senado, por lo que Cosse cerró un acuerdo político-electoral con el también exprecandidato Oscar Andrade y su Partido Comunista, en pos de la unidad del partido resultando ambos electos. Esta alianza hizo que sea criticada por sus propios compañeros del Frente y por la oposición, pero ella alegó que lo que buscaba era la unidad del partido, designio que pareció concretarse cuando se consagró Intendenta de Montevideo (2020-2025).

Recién hacia fines 2019 su nombre comenzó a sonar para la Intendencia de Montevideo, con el respaldo del Partido Socialista, el Partido Comunista, Casa Grande y del Partido por la Victoria del Pueblo. La candidatura se concretó el 29 de enero, en el Plenario Departamental del Frente Amplio en Montevideo. En esta ocasión el MPP apoyó a Álvaro Villar y no a Cosse, lo cual que un duro golpe para la candidata.

Pese a ello, tiene una estrecha relación con Lucía Topolansky Saavedra, actual senadora, ex vicepresidenta de la República, y esposa de Mujica, a quien agradeció cuando ganó la intendencia.

Se considera feminista, y cree que aún en los tiempos que corren cuesta cederle el poder a una mujer… y es que, su historia prueba que claramente es así, incluso dentro de uno de los partidos más inclusivos y democráticos de Latinoamérica.

Hoy parecería que si hay algo que define a los candidatos en el cono sur es su posición en cuanto a Venezuela: la flamante intendenta de la capital uruguaya es defensora del principio de no intervención y no injerencia en los asuntos internos de otro Estado, por lo que prefiere no pronunciarse sobre Venezuela: “Nosotros no podemos no ser sensibles ante la situación que está viviendo Venezuela, pero no podemos renunciar al principio de no intervención” dijo hace un tiempo.

“Creo que todo es mejor si a todos nos va bien” es una de sus frases de cabecera. Liderar proyectos desde adentro, aprender continuamente y siempre seguir adelante son los pilares sobre los que Carolina Cosse busca pararse para enfrentar todos los desafíos que acarrea su nueva función y el hecho de ser un referente ante el recambio generacional -y de género- que atraviesa un Frente Amplio todavía buscando recuperarse tras la derrota elecciones presidenciales de 2019.

Seguir leyendo

Actualidad

¿Cómo repercute el cierre de Uruguay para el turismo argentino?

El anuncio del presidente Lacalle Pou acerca del cierre de fronteras durante la temporada representa un nuevo escenario para la temporada argentina. Sin Punta del Este a la vista, ¿se disparan los precios en la costa por la demanda? Pro y contras de la decisión.

Publicado

el

El presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, anunció que Uruguay no abrirá las fronteras para la temporada de verano y así evitar un posible contagio masivo de Covid-19. La situación generó una enorme repercusión en Argentina por las consecuencias económicas que podría traer.

Vayamos por partes. Lacalle Pou afirmó en una conferencia que habrá temporada en su país, aunque con público restringido. «Tendremos un verano restringido, de fronteras cerradas. Es una decisión difícil para nosotros. La estiramos todo lo posible», explicó el mandatario. Su intención es que el país padezca lo que varios de sus vecinos en relación a la pandemia.


La medida causó sorpresa en el sector turístico y el gobierno busca medidas paliativas para que el impacto económico no sea tan importante. Mientras tanto, en Argentina, la noticia generó un escenario impensado hasta este jueves.

Sucede que varios de los posibles veraneantes en la costa uruguaya se quedaron sin alternativas más que viajar a otros lugares del mundo o tomarse unos días en la costa argentina, donde la temporada está entre algodones por la pandemia y la economía. Los alquileres están por las nubes y se necesita mucho dinero para pasar unos días de descanso.

¿Cómo repercutirá la medida uruguaya en Argentina? Los primeros testeos indican que ante una mayor demanda los precios subirán un poco más, por lo que los alquileres podrían tener valores siderales. La realidad se verá en las próximas semanas, cuando el mercado haya incorporado la noticia a sus ofertas.

Seguir leyendo

Actualidad

Toma de tierras: ¿Es delito?

Las usurpaciones en las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos han provocado un debate en torno a la culpabilidad de quienes ocupan las tierras. ¿Qué manifiesta el Código Penal?

Publicado

el

La toma de tierras se ha convertido en uno de los problemas más controversiales del momento en la Argentina. Provincias como Buenos Aires o Entre Ríos padecen usurpaciones que generan un debate entre quienes las critican hasta el hartazgo y quienes las justifican. En ese marco se presenta Juan Grabois, uno de los dirigentes sociales más activos del país, ligado al gobierno nacional y propulsor de una reforma agraria un tanto polémica un año atrás, que proponía una alteración en la distribución de las tierras.

Para contextualizar, el titular de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) había expresado en septiembre de 2019 que «nadie debería tener más de 5.000 hectáreas» de tierra en la Argentina, ya que según su óptica, «esas extensiones son injustas, no pueden ser posibles en nuestro país».


Uno de los campos usurpados en la actualidad es el de la familia del exministro de Agricultura, Luis Miguel Etchevere, quien cargó contra Grabois y el gobierno: «El gobierno nacional apoya con funcionarios a Grabois en la usurpación de tierras».

Lo cierto es que el dirigente social sostiene que Dolores Etchevere, hermana de Luis, le donó a su agrupación un 40 % del campo familiar de los Etchevere en Santa Elena, Entre Ríos, con el fin de desarrollar un proyecto agroecológico. Grupos de productores se han acercado a exigirles a los usurpadores (unas 40 personas) que se retirasen de la propiedad, a lo que ellos advirtieron que harán lo que dictamine la Justicia. Quien está a cargo es el juez Raúl Flores, quien hasta entonces no resolvió el desalojo.

Son miles las hectáreas tomadas en la Argentina, la mayoría en la provincia de Buenos Aires, siendo el de Guernica uno de los casos más representativos. El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, les había manifestado a los propietarios que “se pueden quedar tranquilos, que para su gobernador y su ministro los derechos sagrados inviolables son el derecho a la libertad, el derecho a la salud y el derecho a la propiedad privada».

«No podemos dejar que detrás de una necesidad básica, como es tener una vivienda, se avance de forma irregular sobre bienes que no son propios. Esto se debe solucionar dentro del marco de la ley», añadió el funcionario.

A la hora de dilucidar si hay delito o no en las usurpaciones, hay que citar el Código Penal de la Nación Argentina, que según el artículo 181 establece que será reprimido con una pena de prisión de seis meses a tres años quien «despojare a otro» de la posesión o tenencia de un inmueble cuando ese despojo sea «por violencia, amenazas, engaños, abusos de confianza o clandestinidad».

La víctima de la usurpación, según el Código, no necesariamente debe ser el propietario de la tierra, puede ser también un inquilino. Lo que se debe resaltar aquí es el derecho a la propiedad, que es inviolable y ningún habitante de la nación puede ser privado de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley. Es hora de que en Argentina se hagan las cosas desde un marco legal, justo y coherente, por el camino del diálogo y respetando tanto el Código Penal como la Constitución Nacional.

Seguir leyendo

Tendencia