Opinión

El tupé de la oposición

La exposición del ministro de Economía, Martín Guzmán, en la Cámara de Diputados despertó un sinfín de repercusiones entre los legisladores. Para los opositores “no hay plan, ni mejoras” y consideraron que la exposición tuvo gusto “a poco”.

Publicado

el

Cuando el ministro Guzmán terminó su exposición en la Cámara de Diputados, la mayoría de los legisladores se quedó en el recinto, en oficinas o hasta en algunos bares cercanos con la intención de sacar conclusiones. Mientras el oficialismo destacó la solvencia académica del ministro, la oposición lo castigó con dureza y cuestionó sus formas y capacidad.

El lavagnista Jorge Sarghini fue uno de los primeros en cruzar a Guzmán, cuando el ministro expresó que “La economía se había tranquilizado y el modelo económico empezaba a caminar”. Allí fue cuando Sarghini le dijo a Guzmán que ellos “caminaban la calle y no vemos lo mismo que uds dice”.


Otro de los que habló fue el diputado Mario Negri, uno de los principales alfiles de Macri y componente del bloque de la UCR. El cordobés afirmó que la alocución tuvo “gusto a poco.  Coincidimos en que tenemos que hace run Nunca Más de los ciclos de endeudamiento, pero también creemos que se necesita un Nunca Más a los ciclos de déficit», concluyó.

La vehemencia con la que la oposición reclama soluciones inmediatas poco tiene que ver con lo que hicieron al momento de ser gobierno. Buena parte de la deuda argentina, que se incrementó considerablemente en los últimos dos años, se consumó bajo su responsabilidad y ahora las expresiones se limitan a expresar disconformismo y juzgar la capacidad de un ministro que apenas lleva 2 meses trabajando.

Seguir leyendo
Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Cómo podría repercutir el Brexit en la cuestión de Malvinas?

Publicado

el

El conflicto de soberanía por las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur entre Argentina y el Reino Unido se dirime en las Naciones Unidas y se basa en dos principios del Derecho Internacional.  

El Reino Unido defiende su soberanía en base al principio de autodeterminación de los pueblos, argumentando que la población de las islas manifestó su deseo de pertenecer a su país y la misma tiene derecho a elegir su pertenencia.


Argentina responde con argumentos históricos que apuntan que la población británica allí fue implantada, y no era la originaria de la región. Además, respalda su soberanía en el principio de integridad territorial, demostrando el vínculo geográfico que conecta a las islas con la Argentina.  Incluso suscribió en las Naciones Unidas la solicitud de ampliar su plataforma continental hasta las 350 millas marinas, que incluiría a las Malvinas en su territorio, y la misma fue ratificada por el organismo en 2016, si bien el Reino Unido se apuró en remarcar que las decisiones del órgano decisor no son vinculantes.

Torres Medrano, especialista en Malvinas, explica que la retirada de la Unión Europea dejaría  a las islas sin el comercio preferencial a su principal destino de exportaciones pesqueras, que representan el 60% de su economía. Sus principales destinos son Italia y España, por lo cual al retirarse del bloque a las exportaciones provenientes de las islas se les podría imponer aranceles.

Un punto central es que podría debilitar el respaldo diplomático del Reino Unido, que contaba con el apoyo del bloque, puesto que el tratado de la Unión Europea reconoce a las Malvinas como parte del Reino Unido. Al no contar con el Reino Unido como socio, los países del bloque europeo podrán pronunciarse libremente acerca de la cuestión de Malvinas. La agenda de la Unión Europea no tendría compromisos respecto a la cuestión de Malvinas en su vínculo hacia América Latina, y los países ya no estarían obligados a reconocer territorios y dependencias del Reino Unido.

Los principales apoyos que ya se vienen construyendo desde nuestro país en el bloque europeo son España y Portugal, que deberían ser potenciados en este contexto para reforzar el reclamo de soberanía.

El Brexit debe presentarse como una oportunidad para nuestro país. Es claro que Argentina debe aprovechar el contexto para adoptar un perfil más alto en el reclamo de soberanía frente a un Reino Unido desvinculado del bloque y relativamente aislado al menos durante el período de transición. Será beneficioso también buscar nuevos apoyos dentro de la Unión Europea que le den reconocimiento a su reclamo, incluso aprovechando los avances en el acuerdo MERCOSUR-Unión Europea que podrían potenciar los vínculos con algunos países.

Todo dependerá de las negociaciones que se lleven adelante tanto del lado británico en su relación con la Unión Europea, así como desde el lado argentino, y del MERCOSUR, para reforzar el reclamo y buscar nuevos apoyos en este contexto de cambio. Se requiere la construcción de una estrategia coherente y concisa que pueda atraer nuevos aliados estratégicos sacando ventaja del cambio geopolítico desatado por el Brexit.

Seguir leyendo

Opinión

La estigmatización del rugby

El verano puso en discusión los valores de uno de los deportes más populares del país. El asesinato de Fernando Báez Sosa expuso el comportamiento de varios grupos de jugadores juveniles fuera de la cancha. Falsa masculinidad, tradición y un urgente pedido de corrección formativa.

Publicado

el

Tras el asesinato a golpes de Fernando Báez Sosa, de apenas 18 años, por parte de un grupo de rugbiers en la puerta del boliche Le Brique de Villa Gesell, la discusión social acerca de los valores del rugby puso en evidencia la forma de ser de los argentinos y trajo aparejada una consiguiente estigmatización del deporte en sí.

En nuestro país todo parece ser blanco o negro y no existe el termino medio. Por eso, casi con seguridad omnipotente, hay quienes aseguran que todos los rugbiers se comportan como las bestias que terminaron a trompadas y patadas con la vida de Fernando. Y no, no es así. Ese grupo es un conjunto de asesinos que buscaron “la muerte de Fernando con alevosía” – de acuerdo al primer informe de la fiscal- pero que no representa al rugby como deporte.


Independientemente de ello, sí es cierto que el rugby tiene cosas que mejorar. De hecho, las historias de bautismos y peleas entre los ex jugadores ya no resultan tan graciosas y varios clubes tienen, por ejemplo, un Departamento de Género en los que se trabaja para dejar de lado la cultura machista.

Pese al esfuerzo de algunos por terminar con tradiciones que ya no tiene sentido, varios clubes siguen sin permitir el ingreso de mujeres a algunos salones determinados o continúan limitando los terceros tiempos solo a hombres.

Hace algunos años, las peleas eran demostración de masculinidad, valentía y sinónimo de respeto dentro de los clubes y planteles. Increíblemente, pelearse en un boliche era tan importante como marcar un try. Sin embargo, con el correr del tiempo y con el avance en la profesionalización, esa valoración fue quedando de lado ya que una pelea era motivo de perder una oportunidad de progreso.

Pero, además, no todo es malo en el mundo del rugby. La unidad, la disciplina deportiva y de ayuda al compañero, la responsabilidad en el entrenamiento y la filosofía de quienes conducen determinadas acciones, poco tienen que ver con lo que vimos en diferentes reacciones de distintos grupos de jóvenes en lo que va del año.

¿Quién podría pensar que Agustín Pichot le va a pegar una patada en el piso a un chico para matarlo por qué le volcó un poco de vino en su camisa? ¿Se imaginan a Juani Hernández, Nani Corletto y Mario Ledesma siendo filmados mientras le pegan a un estudiante de medicina? No, la verdad que no.

Por eso estigmatizar al rugby como deporte no parece ser una buena línea de razonamiento o pensamiento para intentar comprender porque 10 asesinos terminaron con la vida de Fernando. El plan de Rugby sin Fronteras es una de los programas más importantes de inclusión que existe en el mundo, donde sus mentores no se pelean, no golpean ni fomentan las agresiones. Al contrario. Buscan generar mejoras en la calidad de vida de las personas y lo hacen con el rugby como herramienta.

El rugby es un deporte como cualquier otro, con una formación diferente que deberá tener correcciones ya que parte de lo que pregonaban hace 30 años ya no puede interpretarse de la misma manera. Pero que el accionar de 10 bestias no nos confundan…  

Seguir leyendo

Opinión

Comunicación 2.0: cuando la TV fue más que las redes

En la era de las redes sociales, Macri apeló a la Cadena Nacional para masificar su mensaje. Después de 4 años de gestión en la que la comunicación virtual fue uno de los estandartes de su gobierno, el presidente escogió un método tradicional para dar a conocer sus ideas.

Publicado

el

No está muerto quien pelea. La frase bien podría aplicarse a lo que sucedió este jueves por la noche cuando el presidente Macri respaldó su gestión a través de una Cadena Nacional que duró 46 minutos y se pudo ver en la denostada, minimizada y devaluada pantalla de televisión abierta. Cuando muchos creían que la TV ya no tenía hilo en el carretel, ayer se transformó en el medio elegido por el presidente para llegar a todo el país.

A lo largo de su gobierno (en realidad, de su campaña), Macri uso poco y nada la tv abierta. Apenas dio un puñado de entrevistas allá por 2015 para diferenciarse del gobierno anterior y la mayoría de sus anuncios para comunicar sus acciones u opiniones fueron a través de las redes sociales, especialmente Twitter. Sin embargo, en el momento más importante de su mandato, eligió un método tradicional para llegar a la mayor cantidad de habitantes posibles.


Macri, en realidad Cambiemos, hizo de las redes casi un culto. Ya sea para comunicar o para atacar mediante los famosos “ejércitos de trolls” que respondían al Jefe de Gabinete, Marcos Peña, de acuerdo a las denuncias públicas de periodistas y opositores. Con más de 5 millones de seguidores en Twitter, 1,1 millones en Instagram y 4,5 millones de seguidores en Facebook, el presidente salió del micromundo de las redes eligió la Cadena para masificar la defensa de su gestión. La pregunta del millón es ¿por qué?

Las respuestas pueden ser variadas, aunque la conclusión es una sola. A la hora de buscar llegar “a todo el mundo” los políticos van a lo seguro. La Cadena Nacional le dio a Macri una masificación que ni las redes sociales, ni los trolls, ni las réplicas le podían dar. Aunque el encendido de tv sea bajo en relación a una década atrás, su vigencia- en plena discusión, por cierto- parece derribar mitos.

Más allá de que el futuro estará en las plataformas digitales (teléfonos, tabletas, streamings, radios digitales, youtube, redes sociales y siguen las firmas), la televisión da batalla y se niega a que el apagado sea definitivo. Será menos utilizada que en épocas anteriores, pero matarla costará un poco más de lo pensado.    

Seguir leyendo

Tendencia